Zona roja

2 de Noviembre de 2020 09:06

Zona Roja: trabajadoras sexuales denuncian que recrudeció la violencia policial

Compartir
Compartí esta nota
Compartir
Compartí esta nota

Lo aseguró Naomi Preta, referente de Mujeres Trans Migrantes. Cuestionó también la falta de apoyo del Estado para garantizar derechos báiscos. "Somos sobrevivientes de la noche", expresó.

Naomi Preta, referente de Mujeres Trans Migrantes en Mar del Plata, denunció que en el último tiempo recrudecieron los hechos de discriminación y violencia por parte de la policía hacia las trabajadoras sexuales y lamentó la falta de apoyo del Estado para garantizar el acceso a derechos básicos y esenciales.

"La violencia recrudeció tremendamente. Hay muchísima discriminación en la calle, y sufrimos transfobia y xenofobia por parte de las fuerzas policiales. No se puede justificar y avalar esta violencia de ninguna manera", expresó una de las representantes del colectivo a nivel local, en declaraciones a 0223.

Preta remarcó que las trabajadoras sexuales son "sobrevivientes de la noche" y cuestionó a las autoridades gubernamentales por permitir que el "Estado esté ausente". "Somos trabajadoras independientes autónomas y si no salimos a buscar el plato de comida, estamos sin nada. Y no es solo la comida: también hay que pagar alquileres, impuestos. No tenemos vivienda, tampoco hay acceso a la salud. No tenemos nada", enumeró.

La integrante de la comunidad trans reconoció que hay "muchísimo temor" por el riesgo de contagio latente de coronavirus que implica su labor en las calles y consideró que la pandemia expuso "la vulnerabilidad y precariedad que viene todas las compañeras". 

Según las estimaciones de la vocera del colectivo, hay alrededor de 60 personas se dedican al trabajo sexual en la ciudad actualmente. "Lo que pedimos es que dejen de estigmatizarnos porque eso solamente genera más odio hacia las compañeras", explicó.

Preta cuestionó las manifestaciones que hicieron este viernes los vecinos del barrio Sarmiento, que reclamaron el traslado de la denominada "Zona Roja", y aseguró que "no todas las compañeras sexuales están involucradas en la venta de droga al menudeo". "No es todo lo mismo", insistió.

"Existimos trabajadoras sexuales que ejercemos el trabajo y brindamos oferta sexual. No podemos obviar los disturbios que existen pero nosotras no podemos denunciar la venta de estupefacientes porque no tenemos pruebas para eso. Es la policía la que se tiene que ocupar de investigar antes de violentarnos", apuntó.

La trabajadora sexual también pidió a los vecinos que brinden una "instancia de diálogo" para abordar la problemática en conjunto. "Nunca nos han dado la posibilidad de dialogar. Es imposible", lamentó la referente local de Mujeres Trans Migrantes.

 

Compartir
Compartí esta nota