RADIO
EN VIVO
imagen

Salud

9 de Febrero de 2020 16:01

Tiene cáncer y se iba a operar en el Houssay: un día antes le suspendieron la intervención

María Beatriz Paredes compartió la difícil lucha que atraviesa su mamá, de 77 años, que desde diciembre aguarda por una intervención. "En el sanatorio no hay gasas ni sueros ni nada", advirtió.

A la lucha contra el cáncer de colón que mantiene desde agosto, una mujer de Mar del Plata también debe enfrentar las graves falencias en la atención que acusa por parte de Pami y particularmente del sanatorio Bernardo Houssay, donde los profesionales le suspendieron una operación clave para su tratamiento con tan sólo 24 horas de antelación a la fecha para la cual se había pactado inicialmente.

María Beatriz Paredes compartió con 0223 el drama que atraviesa a su mamá, de 77 años, en los últimos meses. Ya es la segunda vez que se repite la historia: en diciembre, se acordó una primera intervención que también se canceló repentinamente y que obligó a una reprogramación para este miércoles 5 de febrero. Sin embargo, a contrarreloj, en el transcurso del martes desde el centro que está en Juan B. Justo al 1774 confirmaron que volvería a postergarse.

¿El motivo? Según lo que aseguró la mujer, las constantes dilaciones se justifican en la falta de recursos que afecta el normal desarrollo de las tareas de los médicos que se encuentran en la institución sanatorial. "No tienen gasas ni sueros ni nada; faltan insumos de todo tipo", aseveró.

"El médico nos dijo que no podía hacer nada porque es Pami el que tiene que encargarse de brindar todo. Mi mamá estuvo tirada ahí ni siquiera le dieron calmantes, y así hay muchas otras personas", lamentó.

Frente a las carencias, Paredes aseguró que los profesionales del sanatorio Houssay "no pueden hacer nada" con los pacientes que son derivados desde el Hospital Interzonal General de Agudos (Higa) más que cederles el espacio de internación. "Todo esto despierta una gran impotencia y más aún cuando tu mamá está sufriendo", expresó.

Después de gestiones e insistenes pedidos, la mujer dijo se prometió una nueva fecha de operación para el 17 de febrero con el objeto de revertir el cuadro de salud. "Esperemos que esté todo y se pueda hacer de una vez. Mi mamá no puede aguantar más el dolor", concluyó.