Coronavirus

1 de Abril de 2020 19:14

La estiba de Mar del Plata activa protocolo para garantizar el trabajo en el Puerto

Compartir
Compartí esta nota
Compartir
Compartí esta nota
Imagen: Archivo 0223 - Este mismo miércoles se puso a disposición el protocolo en las dos primeras descargas.

Desde el sector aclararon que respetarán el decreto del Gobierno nacional "siempre y cuando se tomen los recaudos necesarios". Las personas que integran los grupos de riesgo están exceptuadas del trabajo de descarga.

Al estar exceptuados del aislamiento social, preventivo y obligatorio que extendió el Gobierno de la Nación hasta el 12 de abril por la pandemia de coronavirus, desde el Sindicato Unidos Portuarios Argentinos (Supa) desplegaron un protocolo de seguridad para los estibadores y todos los trabajadores que se desempeñan en la descarga de los barcos.

Si bien en un principio habían pedido la inactividad de los buques congeladores ante la emergencia sanitaria vigente, desde la conducción del gremio desplegaron un operativo para dar continuidad a la operatoria de la estiba "y proteger a la gente". "Logramos armar un protocolo de aplicación para trabajar en conjunto con el Consorcio Portuario", contó Carlos Mezzamico, secretario general.

Este miércoles se realizaron las dos primeras descargas en las que el Consorcio Portuariuo dispuso de equipos médicos para tomarles la temperatura a los trabajadores y desinfectar la cubierta, los camiones y todas las áreas de trabajo, además de disponer de un baño químico y una pileta para higienizarse, según confió el dirigente. En tanto, las empresas deben proveer de alcohol en gel, guantes, barbijos y todo tipo de elementos de higiene que así se requieran.

En diálogo con 0223, Mezzamico enfatizó en que "si no se cumple ninguno de los dos requisitos automáticamente se deja de trabajar". Ante la coyuntura sanitaria y la facilidad de contagio, desde el Supa determinaron excluir a los mayores de 60 años y todas personas que integran los grupos de riesgo, a quienes de todas formas se les reconocerá la jornada. "No se obliga a nadie a que vaya a trabajar, depende de ellos", reparó.

Para finalizar, el secretario general del sindicato portuario aseguró que la cuarentena acarreará "consecuencias en términos económicos al afectar el ritmo de trabajo". "Estamos pasando por un fenómeno mundial, nadie estaba preparado. Nosotros vamos a respetar el decreto siempre y cuando se tomen los recaudos necesarios. Los que le ponen el pecho a esta situación son los trabajadores", remarcó.

El parate en la actividad atenta contra las "grandes expectativas" que habían trazado a principios de año, en medio del duro contexto económico que atraviesan producto de la ida de barcos pesqueros hacia el sur del país por la "fiebre del langostino".

Compartir
Compartí esta nota