Opinión

22 de Abril de 2020 11:22

Responsabilizarnos por los geriátricos, una prioridad en la pandemia

Compartir
Compartí esta nota

Concejal de Acción Marplatense. 

Compartir
Compartí esta nota

Ayer la noticia del geriátrico de Belgrano en Buenos Aires, fue la noticia que no hubiéramos querido ver nunca, pero es la noticia que nos pone en alerta, nos refleja como en espejo, interpelando nuestras acciones.

En Italia primero y luego en España, se ponía en evidencia la necesidad de protocolos de acción en las residencias de mayores ya que el COVID 19 es un virus de riesgo para esta población. Así fue como en nuestro país se pensó en cerrar los geriátricos y tomar las medidas de prevención en esas instituciones, entre las cuales se encuentra la prohibición del ingreso de visitantes y familiares. 

Desde Acción Marplatense, los primeros días de abril, elevamos el proyecto que solicita al ejecutivo municipal, la conformación de un dispositivo de control para los geriátricos y hogares de personas mayores; en el cual los directores médicos de los establecimientos deban presentar un informe semanal acerca de su funcionamiento en carácter de declaración jurada, a través de un correo electrónico institucional. 

La idea de este informe semanal, con carácter de declaración jurada, es reflejar el estado de situación en el que se encuentra el establecimiento: cantidad de residentes, valoración gerontológica de cada uno de ellos, menú alimentario semanal que se brinda, medidas adoptadas para mantener el vínculo con sus familiares, cantidad de personal para cada una de las tareas, medidas sanitarias adoptadas, entre otros; y que dicho informe fuera evaluado por una comisión de profesionales ad hoc. 

El trabajo seria planteado en coordinación con la Dirección de Fiscalización Sanitaria de la Región Sanitaria VIII. También se incorporarían mecanismos de recepción de denuncias por canales telefónicos y/o electrónicos, para que residentes o familiares puedan denunciar ante la autoridad de aplicación y, de considerarse necesario, se realice una inspección en el lugar. 

El proyecto surgió como una manera de dar respuesta a la coyuntura que nos plantea la pandemia y la cuarentena, teniendo en cuenta las características de la población mayor de la  ciudad y también porque en esa fecha ya habíamos recibido denuncias informales, desde adentro y de afuera de las instituciones, que daban cuenta de insuficientes medidas de prevención, faltante de alimentos, la insuficiencia de personal para garantizar una correcta atención, falta de uso de barbijos del personal, ausencia de atención médica, entre otros. Por eso la presencia del estado en los controles es fundamental.

Actualmente el Honorable Concejo Deliberante funciona a través de la Comisión Especial de Acompañamiento y Apoyo a las Medidas por el Coronavirus, que decidió trasladar el expediente para la opinión de la Secretaría de Desarrollo Social y quedó a la espera de su opinión. Creemos que es inminente la necesidad de una respuesta en el marco de regular las acciones durante la cuarentena. Hoy la coyuntura nos impone tomar decisiones en tiempos que evidentemente no son los institucionales.

Cuidar a las personas mayores también implica responsabilizarnos por lo que sucede puertas adentro de los establecimientos geriátricos, tomemos la noticia de ayer como una interpelación, y tomemos las decisiones necesarias.

Compartir
Compartí esta nota