Fútbol

27 de Abril de 2020 14:30

Tapia confirmó el final de la temporada en todas las categorías, sin descensos

Compartir
Compartí esta nota
Compartir
Compartí esta nota

El presidente de la Asociación del Fútbol Argentino (AFA), Claudio Tapia, confirmó este lunes lo que era un secreto a voces: la conclusión de la temporada regular 2019/20 y la suspensión de los descensos hasta 2022 en todas las categorías como medidas estructurales que se aprobarán mañana en el Comité Ejecutivo frente a la pandemia de coronavirus.

De este modo, Aldosivi, que con una buena racha en este inicio de 2020 logró salir de la zona de descenso, finaliza así en el 20º puesto de la tabla de los promedios y continuará en la máxima división. Y Alvarado, en la Primera Nacional con una excelente campaña también fuera de la zona crítica continuará en la segunda categoría.

El máximo dirigente del fútbol argentino, en diálogo con TNT Sports, ratificó además que se mantendrán los promedios en Primera División y que cada categoría menor definirá sus ascensos "en el campo de juego" cuando la situación sanitaria lo permita.

La reestructuración del fútbol argentino se formalizará mañana en la reunión de Comité Ejecutivo y según adelantó Tapia la votación no tendrá el consenso unánime de la dirigentes.

"Las decisiones pueden ser antipáticas y muchos dirigentes ya se manifestaron en contra y son opiniones válidas pero son las medidas que se necesitan para salir de la crisis", justificó Tapia.

La explicación de Tapia está dirigida a los directivos, entre ellos el titular de Talleres de Córdoba, Andrés Fassi, que se oponen a aumentar la cantidad de equipos en la máxima categoría.

Con la suspensión de los descensos, que también se mantendrá durante toda la temporada 2021, el campeonato se jugaría de enero a diciembre -como lo sugirió la Conmebol- con 26 equipos (los 24 que componen hoy la Primera División y los dos que asciendan de la Primera Nacional).

Recién en 2022, con 28 equipos acumulados en la máxima categoría, volverán a implementarse los descensos en un número a definir y mediante el sistema de promedios, considerando los puntos sumados en las campañas previas (2019-20 -la actual- y 2021) y la propia de ese año que nuevamente terminará en diciembre.

"Si no hay descensos, habrá más equipos en Primera División y más jugadores y con los promedios se mantendrá la competitividad", remarcó Tapia sobre la decisión de finalmente mantener los números de tres temporadas para definir los descensos.

Con la temporada 2019/20 terminada, las clasificaciones para las copas internacionales del año próximo se realizarán en base a la tabla general que incluye los 23 partidos de la última Superliga ganada por Boca Juniors más la única fecha disputada por la Copa de la Superliga, que finalmente no se completará.

El primero, segundo, tercero y cuarto de esa tabla (Boca, River Plate, Racing Club y Argentinos Juniors) clasificarán a la Libertadores; mientras que el quinto, sexto, séptimo, octavo, noveno y décimo (Vélez, San Lorenzo, Newell's Old Boys de Rosario, Talleres de Córdoba, Defensa y Justicia y Lanús) lo harán a la Sudamericana.

Quedan definir dos plazas para la Libertadores 2021, una que correspondía al campeón de la Copa de la Superliga, que mutará a otro torneo, y la otra para el ganador de la Copa Argentina, cuyos organizadores "están trabajando" en el formato cuando se pueda volver a jugar.

"Para algunos esto puede significar un retroceso, pero para el fútbol la recuperación económica será lenta y tenemos que tomar medidas para generar nuevos recursos. Nos va a costar muchísimo reponernos de esta situación.", señaló el mandatario de AFA, que alertó que "clubes quebrados es sinónimo de sociedades anónimas".

"Será muy difícil mantener la industria porque no hay ingresos, salvo los de la televisión y los de las cuotas sociales. Habrá decisiones antipáticas pero hay que tomarlas", insistió el ex titular de Barracas Central.

Tapia aclaró que todos tienen la "voluntad" de reanudar la actividad pero esto se concretará cuando las autoridades sanitarias lo permitan para evitar "un papelón" y "un retroceso" al 10 de marzo, fecha en la que se suspendió oficialmente el fútbol argentino.

"Si hay que jugar en enero, lo haremos. La voluntad del fútbol argentino es volver cuando las condiciones sean de máxima seguridad", concluyó.

 

Compartir
Compartí esta nota