Abuso sexual en la Iglesia: "El coronavirus frenó lo que podría haber sido un inicio de juicio en 2020"

El Obispo Gabriel Mestre reconoció algunos avances en la causa contra el exsacerdote José Luis Serre, acusado por haber violado un nene en 2017.

13 de Junio de 2020 10:26

Por Redacción 0223

PARA 0223

Desde el Obispado de Mar del Plata reconocieron algunos avances en la investigación contra el exsacerdote José Luis Serre, quien fue apartado de la Iglesia tras verse involucrado en una denuncia por la violación de un nene durante 2017, pero señalaron que la irrupción de la pandemia del coronavirus "frenó lo que podría haber sido un inicio de juicio" en este 2020.

Al cumplirse poco más de un año del caso que se  dio a conocer públicamente desde la propia diócesis local, monseñor Gabriel Mestre dijo que "todavía no hubo avances visibles en la causa" pero al mismo tiempo aclaró que eso "no significa que no se haya avanzado" en la pesquisa que intenta esclarecer el aberrante hecho.

"La instancia judicial sigue su curso, por el momento, y aparentemente lo que sí sabemos, de manera definitiva, es que Serre no sería juzgado en ninguna jurisdicción de nuestra diócesis", afirmó el máximo referente que tiene la Iglesia católica en Mar del Plata, en declaraciones a 0223.

En la conferencia de prensa que tuvo lugar el 8 de abril de 2019, el Obispo puntualizó que los hechos ocurrieron en 2017 y que fueron denunciados por los padres del menor en enero del año siguiente, aunque evitó dar mayores precisiones para evitar que la víctima sea identificada. En ese momento, Serre ya tenía alrededor de 30 años en el sacerdocio.

Pese al aislamiento social, preventivo y obligatorio, Mestre aseguró que no perdió contacto con la familia y aseguró que tiene comunicaciones en forma virtual. "Hasta febrero lo hice cada tanto de manera presencial", indicó, y también recordó que el entorno de la víctima "eligió mantener un perfil totalmente bajo y de sobriedad" desde un primer momento.

"El contacto que mantengo es simplemente para brindar un acompañamiento desde mi lugar y de alguna manera ante una situación dolorosa que evidentemente avergüenza a la vida de la Iglesia por haberse cometido un delito tan grave contra un menor", reconoció el titular del Obispado local.

El Obispo declaró que "toda esta cuestión del coronavirus ha frenado lo que tal vez podría haber sido un inicio de juicio en el 2020" al compartir su mirada sobre el estado de situación de la causa. "La familia hoy me sigue informando con libertad del caso. Ellos no tienen ninguna obligación de hacerlo", aclaró.

Además, el referente religioso resaltó la rápida intervención de la Iglesia para decidir la expulsión "total y definitiva" del estado clerical. "En este caso, se dio al revés a lo que habitualmente pasaba: siempre era primero la Justicia civil la que actuaba y la Justicia canónica venía detrás pero con Serre fue primero la resolución canónico y ahora se espera por el otro camino en la Justicia civil", reflexionó.

Serre nació en Necochea el 23 de febrero de 1960 y se ordenó como sacerdote el 19 de diciembre de 1991, de la mano del monseñor José María Arancedo. Durante sus 30 años en el sacerdocio, Serre pasó por la parroquia Santa María del Carmen en Necochea y estuvo en las iglesias San Cayetano, San Pío X y Jesús Obrero, en Mar del Plata.

El último cargo que tuvo Serre dentro de la iglesia fue al frente de la parroquia Nuestra Señora de Lourdes de Necochea, lugar en el que estuvo hasta mediados de enero 2018 y del que se fue por supuestos problemas de salud.

Temas

    Comentarios de usuarios de Facebook