Coronavirus

19 de Junio de 2020 08:03

Gastronómicos apuestan al Concejo para volver: "La noticia cayó como un baldazo de agua fría"

Compartir
Compartí esta nota
Compartir
Compartí esta nota
En Mar del Plata hay 12 mil trabajadores que se dedican a la gastronomía. Foto: 0223.

Los empresarios se mostraron desilusionados tras la negativa de la Provincia y puntualizaron en que el problema es el requisito de 21 días sin casos positivos de Covid-19 para acceder a la fase 5.

Las esperanzas que tenían los empresarios y trabajadores gastronómicos de Mar del Plata y Batán quedaron sepultadas después del rechazo que emitió el Gobierno de la provincia de Buenos Aires para autorizar la actividad. Por estas horas, crece con más fuerza la posibilidad de avanzar con un permiso preventivo a través del Concejo Deliberante que les permita volver a trabajar.

"No sabemos si existe la posibilidad de hacer algo desde el Concejo cuando la Provincia ya se pronunció, pero vamos a ir por ese canal", explicó Hernán Szkrohal, uno de los voceros del reclamo que llevan adelante unos 12 mil trabajadores en Mar del Plata.  La idea se afianza en la consideración de los empresarios después de que el coordinador de Gabinete municipal, Alejandro Rabinovch, se mostrara dispuesto a insistir con el pedido. En el cuerpo deliberativo ya hay un proyecto de ordenanza que se espera que tenga tratamiento la próxima semana.

"Las horas corren y los negocios cierran. Se sigue acumulando deuda y en mucho casos se da la pradoja que no pueden cerrar porque no tienen dinero para indemnizar al personal. Así y todo, terminás en la quiebra", graficó Szkrohal a 0223 la realidad que atraviesa el rubro signado por un parate de trabajo sostenido hace más de 90 días.

El propietario de los cafés The Bluff y Bardo reconoció que "la noticia cayó como un baldazo de agua fría" después de mantener una reunión en el mediodía del jueves con el intendente Guillermo Montenegro en el Centro de Operaciones y Monitoreo (COM). Las esperanzas de los gastronómicos se habían acrecentado después de que el jefe comunal les blanqueara que había mantenido contacto con el gobernador Axel Kicillof y el presidente Alberto Fernández.

"Lamentablemente se precipitaron por la no aprobación. La deicisón generó una mezcla de sorpresa y desilusión. La situación sanitaria de Mar del Plata amerita la apertura. La reapertura de los comercios tuvo lugar hace tres semanas y hubo muy pocos casos", aseguró.

Szkrohal hizo hincapié en el sistema de fases que implementó el Gobierno provincial, que condiciona a las localidades a acumular 21 días sin casos positivos de coronavirus para poder acceder a la fase 5. "Eso es taxativo, limita la apertura y echa por tierra cualquier tipo de voluntarismo. El problema lo vemos atado a esa situación", puntualizó.

Hasta el momento, los empresarios gastronómicos no tienen precisiones acerca de cuántos locales no volverán a levantar las persianas una vez que se consiga la habilitación, pero aseguran que en los últimos meses, desde que se instauró la cuarentena, "mucha gente puso en venta sus objetos". "La realidad se va a saber cuando se destrabe. En septiembre va a llegar un vendaval", sostuvo.

Para finalizar, Szkrohal descartó por el momento la posibilidad de abrir los negocios a la fuerza, sin la autorización correspondiente, como habían promovido semanas atrás. "La mayoría considera que no es posible. Es más un grito de desesperación, no hay consenso para tomar esa decisión", concluyó.