Cuarentena

18 de Junio de 2020 18:00

Gastronómicos: tras el revés de Provincia, el Municipio trabaja para conseguir la excepción

Compartir
Compartí esta nota
Compartir
Compartí esta nota

Alejandro Rabinovich, coordinador de Gabinete, aseguró que harán lo posible para conseguir la habilitación "que ayude a Mar del Plata" y no descartó que se avance desde el Concejo Deliberante. "Vamos a insistir", sostuvo.

Después de la negativa del Gobierno de la provincia de Buenos Aires para la reapertura de los locales gastronómicos de Mar del Plata y Batán, la Municipalidad de General Pueyrredon ya trabaja para que las autoridades reconsideren la situación y exceptúen a la actividad del aislamiento social, preventivo y obligatorio.

Pese a las insistencias del intendente Guillermo Montenegro hacia el presidente de la Nación, Alberto Fernández, y el gobernador Axel Kicillof, finalmente la Provincia rechazó el pedido del Ejecutivo fundamentando la decisión al entender que, en medio de la pandemia de coronavirus, la actividad está habilitada solo en aquellas localidades que se encuentren dentro de la fase 5 de distanciamiento. Mar del Plata solo acumula tres días sin contagio de Covid-19 entre su población y se mantiene en la etapa 4.

No obstante, las autoridades locales ya trabajan para hacerles reconsiderar la situación a los funcionarios bonaerenses. "Vamos a insistir con el pedido, principalmente con el de la actividad gastronómica que es la que hace falta poner en marcha para la economía", sostuvo Alejandro Rabinovich, coordinador de Gabinete, ante la consulta de 0223.

El funcionario, uno de los más cercanos a Montenegro, no descartó que la actividad pueda volver al ruedo mediante alguna autorización preventiva. "Entiendo que en el Concejo Deliberante hay un proyecto de ordenanza que se va a tratar la semana que viene", reconoció y agregó: "Vamos a hacer todo lo posible para poder conseguir la excepción que ayude y le haga bien a Mar del Plata".

El Gobierno bonaerense había facultado a los intendentes para solicitar las excpeciones pertienentes. Para Rabinovich, la situación epidemiológica de General Pueyrredon, que a la fecha suma tres casos activos de Covid-19, era suficiente para avanzar con los petitorios. "El propio decreto habla de fase 4 y dice que las excepciones se pueden pedir cuando la situación lo permita. Entendíamos que las condiciones estaban dadas", manifestó.

El coordinador de Gabinete aseguró que "la salud está por delante de todo" y que se centran en avanzar con las gestiones porque "hoy la realidad nos pone en una situación para poder sostener los pedidos". "Siempre trabajamos en base a los consensos y la salud", concluyó.

Este jueves por la tarde, la Jefatura de Gabinete bonaerense, a cargo de Carlos Bianco, remarcó que General Pueyrredon continúa en la fase 4 de aislamiento y, por ende, la actividad gastronómica, la práctica del golf y los gimnasios y afines "no se encuentran habilitadas en la mencionada fase", por lo que no podrá procederse al dictado del acto administrativo que las autorice.

Decenas de empresarios y trabajadores del sector vienen reclamando desde hace semanas por la apertura de la actividad. La falta de respuestas lo llevó a montar un restaurante a cielo abierto en las puertas de la Municipalidad el último martes. La movilización fue reconocida por el máximo dirigente de la Unión de Trabajadores del Turismo, Hoteleros y Gatronómicos de la República Argentina (Uthgra), Luis Barrionuevoquien se había pronunciado a favor del pedido de los trabajadores marplatenses.

Los propietarios de los locales gastronómicos de Mar del Plata aseguran que la situación "ya no se aguanta más" ante el parate de trabajo que se sostiene hace 91 días. Los sindicatos ven "con mucha preocupación" la inactividad que atraviesan los gastronómicos, que a lo largo de la cuarentena vieron caer la recaudación más de un 70%.