Historias de acá

28 de Junio de 2020 15:41

La historia de Damian Navarro: el hombre que se “reconstruyó” y fabrica sillas de ruedas para niños

Compartir
Compartí esta nota
Compartir
Compartí esta nota

Tras rehabilitarse en el Inareps, Damián formó parte del emprendimiento que está  fundamentado desde la Terapia Ocupacional y consiste en promover la participación activa del niño en la comunidad favoreciendo la independencia y la autonomía, potenciando el inicio del entrenamiento de la movilidad funcional y la autopropulsión.

Hace unos meses, la vida de Damián Navarro tuvo un giro inesperado. Una vecina había sido víctima de robo, él quiso defender a la mujer y decidió perseguir al ladrón que había huido por los techos. Al alcanzarlo, forcejearon. Damián perdió el equilibrio, cayó y quedó hemipléjico.

En palabras de su madre, el joven “se reconstruyó” y tras recuperarse en el Instituto Nacional de Rehabilitación Psicofísica del Sur (Inareps) comenzó con un emprendimiento solidario: fabricar sillas de ruedas para niños menores de seis años

Según explicó Damian a 0223, las sillas de ruedas para niños menores de 6 años en Argentina, no se fabrican ya que no son consideradas rentables por la industria. Entonces, hasta ahora, las familias que tenían un niño que se veía imposibilitado de caminar por diferentes motivos, debían conformarse con poner mantas en el suelo y dejar al niño sin posibilidad de traslado.

 

Pero, según explicó, cuando comenzó su rehabilitación se le abrieron los ojos a una nueva realidad, porque “hay cosas que no entendés hasta que no te tocan vivirlos” y fue entonces que comenzó a realizar sillas de ruedas. 

Según cuenta Damián, en muchas oportunidades hay pequeños que necesitan una silla de ruedas pero,”como las obras sociales no las consideran rentables, los chicos no tienen cómo movilizarse y en Argentina no son fácil de conseguir este tipo de sillas”, dice.

Entusiasmado, Damián cuenta que las pre-sillas que fabrica tienen un costo de 2500 pesos aproximadamente y se hacen en “un día o dos”.

Según cuenta, hasta el momento lleva realizadas tres sillas y aún no olvida la primer “sillita” que entregó: fue construida para un niño con diagnóstico de Mielomeningocele y estuvo a cargo de la Lic. Yasmín Vidal, “Era un nene que estaba en un rincón y ahora va a todos lados, se junta con otros nenes de su edad”, dice.

Según cuenta Damián, el proyecto está  fundamentado desde la Terapia Ocupacional y consiste en promover la participación activa del niño en la comunidad favoreciendo la independencia y la autonomía, potenciando el inicio del entrenamiento de la movilidad funcional y la autopropulsión.

Para realizar una pre silla, Damian cuenta que se necesitan solo sillas para niños “que estèn rotas”, hierros, “ruedaslocas”  y “algo de maña” para hacer girar el dispositivoy así lograr que los niños puedan lograr una autonomía.

Compartir
Compartí esta nota