Columna de miércoles

3 de Junio de 2020 20:44

La Mar del Plata que se viene

Compartir
Compartí esta nota
Compartir
Compartí esta nota
El municipio espera que los deportes individuales se aprueben "de un momento a otro". Foto: 0223.

La última vez que la secretaria de Salud Viviana Bernabei cargó los datos de General Pueyrredon en el Sistema Integrado Sanitario Argentino (Sisa) para obtener el índice de duplicación de los casos de coronavirus el sistema marcó error. “Hay tan pocos casos que no arrojó ninguna cifra. El fin de semana lo habíamos probado y nos dio 230 días de duplicación”, contó una fuente municipal.

El dato no relaja a las autoridades. Saben que una situación como la que pasó en Necochea se puede dar en cualquier momento. Pero también da la seguridad de que luego de la apertura de los comercios minoristas de la ciudad, Mar del Plata está preparada para avanzar a una nueva etapa del aislamiento social, preventivo y obligatorio.

Cuando en abril el presidente Alberto Fernández anunció que se permitirían paseos de una hora por día, el intendente Guillermo Montenegro, en línea con el gobierno provincial, anticipó que no autorizaría esos permisos en Mar del Plata. La cuarentena, por entonces, era férrea y el intendente marcó que todavía no era tiempo para eso. “Para nosotros la salud siempre fue lo primero. Pero también sabíamos que antes que el ocio tocaba la reactivación económica. Si bien todavía faltan sectores importantes, especialmente los vinculados al turismo, entendemos que ya es hora de dar el siguiente paso”, señalaron cerca del intendente.

El martes el propio intendente confirmó que elevaron al gobierno provincial el pedido para que de manera inmediata se autoricen las salidas hasta 500 metros del hogar y en una segunda instancia los deportes individuales.

El municipio espera que la autorización para pasear hasta a 500 metros del hogar se apruebe de un momento a otro. 

Los paseos, creen en el Ejecutivo, pueden autorizarse de un momento a otro. Los permisos funcionarán todos los días y permitirá que las familias salgan con chicos de hasta 14 años. Si el domicilio lo permite, las familias podrán caminar por la costa, lo que sí estará vedado es el uso de plazas y espacios públicos. A diferencia de Caba donde la mayoría de las plazas tiene rejas, en Mar del Plata el cierre será simbólico. “Vamos a reforzar las inspecciones y aquel que esté a más de 500 metros de su casa tendrá una causa por violar el aislamiento. Pero como en todos los pasos que dimos sabemos que la responsabilidad de la gente es lo más importante”, advirtieron.

En una segunda etapa se espera la aprobación de deportes individuales. Estarán aquellos que se realizan al aire libre como running y caminatas; skate y ciclismo; surf y stand up paddle; y otros que se practican en clubes, como el golf y el tenis. Estos últimos tendrán un proceso similar al que se utilizó para las obras privadas: una vez que salga la autorización, cada institución deberá realizar el pedido individualmente.

En esta instancia también se extenderá una autorización a 28 deportistas de alto rendimiento que reclaman volver a entrenar para no dar ventaja en la preparación. Muchos de ellos, pese a las alteraciones que provocó la pandemia, tienen a los Juegos Olímpicos de Tokio como norte y necesitan volver a entrenar.

¿Cuándo ocurrirá esto? En este punto, los funcionarios municipales son menos precisos. Esperan, primero, que el presidente Alberto Fernández hable este fin de semana y anuncie una nueva extensión de la cuarentena. “Hay algunos que dicen que puede darle más autonomías a los municipios. Otros, que la va a dar más juego a los gobernadores. Pero en definitiva hasta después de que hable Alberto no vamos a saber”, plantearon.   

En ese contexto, desde el Ejecutivo recordaron que el proyecto que presentó el concejal de Vamos Juntos Alejandro Carrancio puede ser una solución. Descartaron problemas políticos en la falta de aprobación de algunos protocolos impulsados por Mar del Plata (“No estamos mal con Axel”, dijeron). En cambio, marcaron que Kicillof enfrenta problemas severos por la disparada de contagios en el conurbano, especialmente, en asentamientos. “Si tenés que organizar el cierre de Villa Azul por una ola de contagios y ver si permitís que en Mar del Plata vuelva el surf está claro cuál es la prioridad”, señalaron a modo de ejemplo. También es cierto que el municipio volvió a pedirle auxilio financiero a la provincia para pagar los sueldos. No es momento de tensionar la relación.

 

Aquel proyecto avanzó en una comisión y el próximo lunes se tratará en la comisión de Legislación, donde el oficialismo tiene mayoría por lo cual esperan que avance. Para su sanción aún es materia de análisis si esperan una nueva sesión o sale por decreto. El Frente de Todos no acompaña el proyecto, pero con la abstención de otros sectores y el apoyo del oficialismo se conseguirían los votos para aprobarlo.

Mientras muchos se ilusionan con los paseos y la práctica de algunos deportes, los empresarios gastronómicos de Mar del Plata realizaron este miércoles un ensayo para mostrar cómo podrían volver a la actividad. La prueba tuvo varios puntos grises, según deslizaron distintas fuentes consultadas por este medio. Sin embargo, todas son subsanables. “Hay algunos detalles a ajustar. Por ejemplo, parece difícil que pueda haber cuatro personas en una mesa, pero son todas cosas que se pueden corregir”, señalaron.

Este miércoles se realizó un ensayo en un local gastronómico del centro. 

Uno de los planteos que el propio Montenegro les hizo a los empresarios gastronómicos es que no pretendan presentar un único protocolo. “No es lo mismo una cervecería, un café de Tejedor o un bar de Playa Grande, que además está ligado a la nocturnidad. Todos venden comida, pero tienen realidades completamente distintas”, explicaron cerca del jefe comunal.

Las actividades turísticas, hoy, parecen lejanas. Sin embargo, las autoridades saben que es necesario empezar a pensar ya en el día después de la pandemia. El turismo interno, aseguran todos los especialistas, tendrá su auge cuando pase el temor a la pandemia. La gente buscará lugares cercanos y conocidos. También en lugares que ofrezcan garantías sanitarias para los visitantes. Por eso, desde el área de Turismo de la provincia ya comenzaron a trabajar en un protocolo para que los balnearios de la costa atlántica puedan implementar este verano.

La situación sanitarias que en la que se encuentra Mar del Plata hoy hace ilusionar a las autoridades con la potencialidad de la ciudad. “Algo que venimos charlando es la posibilidad de que un equipo importante del fútbol argentino venga a hacer pretemporada a Mar del Plata. Cuando vuelvan a la actividad después de este parate van a tener que hacer una pretemporada más fuerte que la del verano. Algunos piensan en ir a Jujuy, otros a Salta o Mendoza y nosotros estamos haciendo fuerza para que alguno venga a Mar del Plata. Van a tener todas las condiciones, canchas y playa”, precisaron.

Para sostener la situación y la ilusión el municipio está convencido de que hay una situación que no debe relajarse: los retenes en los accesos a Mar del Plata. Sin mantener la firmeza allí, creen que en cualquier momento puede ocurrir un caso como el de Necochea. Por eso esquivaron la polémica que se dio en las últimas horas tras la denuncia del Centro y el Colegio de Bioquímicos que en los retenes de acceso a la ciudad se obliga a quienes llegan a realizarse hisopados en Fares Taie.

“No entendemos por qué se da esa polémica. Los hisopados de los cuales hablan no son más de cuatro o cinco por día”, dijeron. También marcaron que Fares Taie es el laboratorio que resuelve los test de manera más rápida y por eso quienes eligen hacerse el hisopado en lugar de pasar 14 días aislados acuden allí. Y remarcaron: “Si alguien pretende que se levanten los retenes que se olvide. Los controles van a seguir y aquellos que vengan de lugares con circulación viral tienen que hacer el aislamiento de 14 días o una PCR”.

También destacaron que luego de cataratas de denuncias imprecisas por parte de los marplatenses, en los últimos días las advertencias que realizan los vecinos son más certeras. Este fin de semana, por caso, desarticularon una fiesta clandestina en una casa del barrio Los Troncos. Y pocas horas después se suspendió un “picado” organizado en Luro al fondo. Esas acciones de irresponsabilidad son las que hacen muy difícil que el municipio avance con los permisos para realizar reuniones familiares como ocurrió en algunos pequeños municipios de la provincia.

Uno de los problemas que afronta el municipio es el del transporte público. En las últimas horas compartió a través de Zoom una reunión con jefes comunales de grandes ciudades. El mismo panorama crítico que plantearon días atrás los empresarios del transporte en Mar del Plata se repite (en algunos casos se agrava) en Rosario, Córdoba, Bahía Blanca, Mendoza, por citar algunas ciudades.

Los colectivos trabajan el 24% de lo habitual.

El uso de colectivos se desplomó y, por cuestiones sanitarias, las autoridades necesitan que siga así. “Con esa cantidad de pasajeros y con la obligación de que vayan todos sentados es imposible que la ecuación cierre. No tiene que ver ni siquiera con un tema tarifario”, admitió una fuente municipal.

En Mar  del Plata, en tiempos normales, se vendían 300 mil boletos por día. Cuando solo se permitían las actividades esenciales la cantidad de boletos diarios había caído a 20.000. Este martes, con todas las industrias, obra privada y comercios minoristas, la cifra llegó a 73.000, apenas un 24% de lo habitual.

La situación ya se la trasladaron al presidente de la Nación. “Alberto ya sabe que la solución a este tema tiene que ser global. No es un problema de un municipio en particular”, mencionaron desde el Ejecutivo local. El tuteo al presidente no es antojadizo: en esta cuarentena el intendente afianzó su vínculo él. “Hay un chateo constante”, contaron desde el entorno del intendente quienes comentaron que este martes intercambiaron algunos mensajes. Montenegro le contó cómo había funcionado la apertura de los comercios y, dicen, Alberto Fernández le destacó las palabras que el intendente dijo esta semana en un medio nacional cuando planteó que el coronavirus no distingue de grietas y resaltó el trabajo conjunto entre el municipio, provincia y nación.  

Compartir
Compartí esta nota