Crisis del coronavirus

2 de Julio de 2020 18:28

Desde que comenzó la pandemia, casi 100 trabajadores de un reconocido hotel sindical no tienen ni para comer

Compartir
Compartí esta nota
Compartir
Compartí esta nota
El Hotel 13 de Julio es uno de los mayores complejos en recibir turismo de convenciones. (Foto: Facebook)

Son empleados temporarios, algunos con más de 30 años de antigüedad, que no cuentan con ningún subsidio por su condición laboral desde hace más de 3 meses. Reclaman que el Sindicato Luz y Fuerza se responsabilice de su delicada situación.

Desde que se paralizó la actividad turística producto de la llegada al país del coronavirus, unos 93 trabajadores temporarios del Hotel 13 de Julio, que pertenece al Sindicato Luz y Fuerza, se encuentran totalmente desamparados: debido a su condición, no pueden tramitar ningún subsidio estatal y están al borde de la desesperación.

“Tenemos contrato de dos meses en verano y luego trabajamos cada vez que hay trabajo. Como el hotel antes de la pandemia tenía mucha actividad de congresos y eventos, siempre hubo demanda a lo largo del año. Pero desde que comenzó esto, no hemos podido tener ningún ingreso, más allá de una ayuda en alimentos que nos acercó el sindicato de Utedyc. Estamos desamparados”, explicó en diálogo con 0223, Analía, una de las trabajadoras.

Según describió, las antigüedades de los empleados –cocineros, mucamas, lavanderos- oscilan entre los 10 a 30 años de labor, en el hotel ubicado en 9 de Julio y Mitre, que actualmente es uno de los afectados a recibir repatriados y hospedarlos mientras hacen la cuarentena del Covid-19.

“Hace un mes hicimos una nota, pero nos respondieron que al no ser trabajadores activos, no podían darnos el IFE (Ingreso Familiar de Emergencia) y desde Luz y Fuerza se negaron a insistir en reclamarle al gobierno.  Mientras tanto nuestra situación es desesperante, porque muchos tuvieron la posibilidad de irse a vivir con un familiar pero otros no tienen ni para pagar el alquiler”, expresó.

Este miércoles se reunieron con representantes del Ministerio de Trabajo de la provincia de Buenos Aires, donde les transmitieron “tranquilidad” y la posibilidad de poder encargarse del conflicto.

“Hay madres con hijos, que no tienen ni para comer. Insistimos con que nuestro empleador, que es el Hotel 13 de Julio, es el que se tiene que hacer cargo de la situación. Queremos una respuesta porque no aguantamos más”, concluyó la trabajadora.

Contenido Exclusivo
Compartir
Compartí esta nota