Judiciales

26 de Julio de 2020 08:11

Juzgarán por otro hecho al ex profesor condenado por abuso de menores

Compartir
Compartí esta nota
Compartir
Compartí esta nota
Momento de la primera detención de Barboni. (Foto: archivo).

A Carlos Barboni se le impuso una pena de 12 años de prisión por dos hechos cometidos en Balcarce entre 2014 y 2015. Habrá un nuevo debate por otro abuso similar.

Ocho meses después de que el Tribunal Oral en lo Criminal 4 condenara a un ex profesor y constructo de Balcarce a doce años de prisión por abusar de dos menores, la Justicia de Garantías dispuso la realización de un nuevo debate para establecer su responsabilidad en un hecho similar entre el 2014 y 2015. Carlos Barboni, de 74 años, cumple su condena bajo la modalidad arresto domiciliario con monitoreo electrónico.

Una de las singularidades de este hecho es que quedó al descubierto luego de que el denunciante atacara a golpes a un hombre en la ciudad de Balcarce convencido que era la persona que lo había violado cuando era adolescente. El avance de la investigación estableció que el damnificado era una persona muy parecida a Barboni y a partir de ese momento se estableció que el ex profesor también lo había conocido a través de las redes sociales por un perfil con el nombre falso "Joaquín Barbaroja".

Más allá de la oposición que hizo la defensa del imputado, la Jueza de Garantías Rosa Frende dispuso tener por presentada en legal tiempo y forma la requisitoria efectuada por el fiscal Rodolfo Moure, no hacer lugar a la nulidad articulada contra el decreto de cierre de la investigación “dado que no se verifica en autos la violación de garantías constitucionales”, no hacer lugar al sobreseiminto y disponer la elevación de la causa a juicio orden al hecho provisoriamente calificado como presuntamente constitutivo de los delitos de abuso sexual agravado por haber sido cometido con acceso carnal en forma continuada y corrupción de menores agravada por violencia, en concurso ideal.

El fiscal Moure sostuvo que si bien Barboni utilizaba el mismo “modus operandi”, en este caso se agrega la utilización de un arma de fuego como medio de amenaza para cometer el primero de los hechos, algo que no se registró en los hechos juzgados el año pasado.

El año pasado el titular de la fiscalía descentralizada sostuvo tras el juicio que el Tribunal entendió que la voluntad de los menores abusados sexualmente estuvo "totalmente viciada por el juego de seducción y engaño" que desplegó Barboni contra sus víctimas y adelantó la posibilidad de que existieran más episodios en los que se vería involucrado el ex profesor. Uno de esos hechos irá a juicio en fecha aún a confirmar.

El abogado Maximiliano Orsini, como patrocinante del joven, sostuvo que tras contactarlo a través de las redes Barboni le ofreció llevarlo en su auto, pero que se desvió en el trayecto y lo obligó a practicarle sexo oral tras exhibir un arma de fuego que tenía en su poder.

En el marco de ese contexto intimidatorio que incluyó amenazas de muerte si llegaba a contar algo de lo sucedido, a lo largo de un año el imputado abusó sexualmente del menor, a quien lo sometía obligándolo a que le practique sexo oral para luego manosearlo en sus partes íntimas y penetrarlo analmente. Todos los abusos ocurrieron siempre dentro del Toyota Corolla y luego de los abusos en zonas rurales del partido de Balcarce le entregaba a la víctima entre 400 y 500 pesos bajo la excusa de justificar el día de trabajo perdido.

En la resolución de la Justicia de Garantías se sostuvo que las prácticas abusivas, por su duración y naturaleza prematura y perversa, “constituyeron una indebida interferencia en el proceso de formación de la sexualidad de la víctima con capacidad de degenerar o depravar sexualmente a ésta." En tal sentido se entendió que la investigación arrojó prueba de cargo suficiente para atribuir Carlos Alberto Barboni la calidad de autor penalmente responsable de los delitos de abuso sexual agravado por haber sido cometido con acceso carnal en forma continuada y corrupción de menores agravada por violencia, en concurso ideal.

 

Compartir
Compartí esta nota