Mar del plata

5 de Julio de 2020 14:34

Por el parate gastronómico, cayó el consumo de cerdo

Compartir
Compartí esta nota
Compartir
Compartí esta nota
Los niveles de producción disminuyeron por la detección de casos de coronavirus en algunos mataderos.

Muchos de los productores trabajan al costo o a pérdida en medio de la pandemia. La nueva cepa de la gripe porcina con potencial pandémico acrecentaría los problemas.

El parate de trabajo que persiste en la gastronomía de Mar del Plata y la región hace más de 100 días atenta contra el consumo de carne porcina que en los últimos meses cayó un 17%. El presente económico que atraviesan los productores produce millonarias pérdidas en la actividad.

Alejandro Lamacchia, presidente de la Asociación de Productores Porcinos de la provincia de Buenos Aires (Aproporba), reconoció que "hay menos consumo" producto de la pandemia de coronavirus, pese al valor económico de la carne de cerdo. Los locales gastronómicos se mantienen cerrados en una veintena de municipios bonaerenses y profundizan la caída del consumo interno.

"El cierre de los gastronómicos afecta totalmente porque hoy no hay hoteles ni restaurantes. El consumo es familiar y la parte industrial no funciona. Esto golpea a la cadena porcina. Muchos productores están trabajando a costo o a pérdida y están aguantando. No sabemos qué puede pasar el mes que viene", sostuvo el titular de Aproporba.

Lamacchia indicó que la detección de Covid-19 en trabajadores de algunos mataderos del territorio nacional generaron incovenientes en los frigoríficos, dado que por las restricciones se faenó menos. "Hoy tenés más animales de oferta y los granjeros no pueden sacarse de encima los animales. Cuando van a comprar los animales ya están pasados de peso y tiran abajo el precio", explicó.

Por otra parte, en relación a la nueva cepa de gripe porcina con potencial pandémico que se descubrió en China, se mostró cauto dada la "poca información", aunque adviritió que en caso de que se ratifique, "va a ser un problema mundial".

"China es de los primeros productores. Hace varios meses redujo al 50% su producción y salió a comprar al mundo por la peste porcina de África. Si hay una nueva peste va a ser un problema porque la producción ya está disminuida, va golpear muy fuerte al sector. Es difícil que nos vaya bien", razonó.

Compartir
Compartí esta nota