Colombia

19 de Agosto de 2020 07:19

Alvaro Uribe renunció a su banca en el Senado

Compartir
Compartí esta nota
Compartir
Compartí esta nota

Uribe denunció irregularidades en el proceso que lo tiene detenido por presunta manipulación de testigos.

El expresidente de ColombiaÁlvaro Uribe, presentó de manera oficial su renuncia a su cargo como senador de la República, en medio del proceso que se le sigue por presunta manipulación de testigos. El exmandatario envió su carta de dimisión al presidente del Congreso, Arturo Char, en la que expone las razones por las cuales prefiere apartarse de su banca.

En la misiva, Uribe afirma que la investigación en la Corte ha estado plagada de violaciones de sus garantías procesales. “La medida de aseguramiento con detención domiciliaria, con la violación de ocho garantías procesales, con interceptaciones ilegales y dolosas, también a uno de los abogados, filtraciones selectivas a adversarios políticos y periodísticos en lugar de publicar todo el expediente, detenido por inferencias, sin pruebas directas, sin recibir varias declaraciones, con compulsa a testigos a favor, sin que mis abogados hubieran podido contra interrogar, con el magistrado que advertía de posible auto incriminación para ayudar a la contraparte a esconder mensajes, anulan cualquier expectativa de poder regresar al Senado, institución en la cual procuré ser cumplido y aportar con estudio a los diferentes temas”, indica Uribe.

Además, afirma que seguirá trabajando por una completa reforma a la justicia que despolitice el poder judicial y cambie la manera de elegir a los magistrados de las altas cortes.

“Hago votos por una reforma a la justicia que la despolitice al cambiar el sistema de elección de magistrados. Estos deberían llegar a la alta corte en edad madura que haya disuelto las vanidades y afianzado el apego a la rectitud, estar allí por largo tiempo en lugar de utilizar la silla giratoria hacia los negocios o la política”, sostuvo.

Esta renuncia tendrá que ser puesta a consideración de la plenaria del Senado de la República, que es la que en definitiva debe aceptar o no la dimisión de parte del líder del Centro Democrático.

Con esta renuncia, se viene un debate jurídico muy grande sobre si el proceso contra el exmandatario se queda en la Corte Suprema de Justicia o si pasa a manos de la Fiscalía General de la Nación.

Aunque algunos advierten que el juez natural sí podría cambiar, otros advierten que la jurisprudencia de la Corte indica que así renuncie a su cargo, el fuero no se pierde cuando se trata de actos cometidos en el marco de su ejercicio como congresista.

Compartir
Compartí esta nota