Coronavirus

2 de Agosto de 2020 13:23

Coronavirus: el obispo Mestre mejora pero sigue con fiebre

Compartir
Compartí esta nota
Compartir
Compartí esta nota

El monseñor de Mar del Plata habló brevemente con 0223, donde dio algunos detalles de la sintomatología que padece por el virus. No tiene hasta el momento, complicaciones respiratorias.

La salud del obispo de Mar del Plata, Gabriel Mestre tras infectarse por coronavirus, tuvo en las últimas 24 horas una sensible mejora pero sigue con distintas patologías propias de la enfermedad, aunque por el momento no tiene complicaciones respiratorias.

Este domingo, 0223 tuvo la oportunidad de hablar brevemente con el máximo representante de la iglesia católica de la ciudad, que desde hace algunos días se encuentra haciendo aislamiento en la Catedral de la ciudad, junto a otros sacerdotes, luego de detectarse el pasado martes, el primer caso en la comunidad religiosa local.

“Estoy un poquito más aliviado pero con fiebre y mucho dolor de cabeza”, expresó brevemente el obispo Mestre.

Este sábado se confirmó desde el Obispado que el monseñor Mestre era portador del Covid-19, luego de un primer hisopado que dio negativo, que se le practicó  por dar positivos tres miembros de la parroquia de Santa Rita: un voluntario del comedor, el diácono Juan Pablo y el párroco Hernán, que además es vicepresidente de Cáritas Mar del Plata.

Ante esta situación, además de aislar a los contactos estrechos, se dispuso que se suspendan todas las actividades religiosas y de caridad en toda la comunidad y se cerró la parroquia de Vértiz 9198 hasta que las autoridades certificaran la eliminación de cualquier riesgo sanitario.

Asimismo, la sede del Obispado permanecerá cerrada de manera preventiva del 3 al 7 de agosto. En tanto, la Catedral prestará los servicios previstos de manera normal gracias a la ayuda de sacerdotes de otras comunidades. También se cerró de manera preventiva el Hogar de Nazaret, dependiente de Cáritas, que albergaba durante la pandemia a unas 35 personas en situación de calle. 

Compartir
Compartí esta nota