Rugby

19 de Septiembre de 2020 12:06

Ramiro Bibiloni, de Mar del Plata al FC Barcelona

Compartir
Compartí esta nota
Compartir
Compartí esta nota
Ramiro Bibiloni en su segunda casa, el mangrullo de Mar del Plata Club.

El analista de video de Mar del Plata Club tendrá una nueva experiencia trabajando para el "blaugrana". En una extensa charla con 0223, repasó su vida alrededor de la ovalada, desde su llegada de Mendoza, hasta esta hermosa oportunidad en la que cobrará por lo que lo "apasiona".

Por Lucas Currá, especial para 0223

Lionel Messi no lo va a tener de compañero. Tampoco estará con el base cordobés Leandro Bolmaro en el básquet. Pero el (casi) marplatense Ramiro Bibiloni, al igual que ellos, formará parte del FC Barcelona, uno de los clubes más grandes del mundo, que lo contrató para que se encargue del análisis de video del equipo de rugby para la temporada 2020/21.

Desde hace varios años, la tecnología está inmersa en los deportes. Ya sea con el VAR en el fútbol, el Ojo de Halcón en tenis, el Video Ref en rugby o el Instant Replay en básquet, es innegable que este tipo de recursos se volvieron indispensables. También lo es, para cualquier deporte de Alto Rendimiento, el uso de analistas de video. No es una novedad que se analice (y hasta en tiempo real), cualquier partido del deporte que sea, ya que los entrenadores exigen tener estadísticas y uno de los mejores que tiene la ciudad de Mar del Plata se llama Ramiro Bibiloni.

"Mi vinculación con el Rugby empieza en Mendoza, el abogado de mi familia era de Los Tordos, nos llevó a ese club y tengo los mejores recuerdos, pasó a ser nuestra segunda casa, soy muy agradecido a mi primer club, los jugadores de la primera nos iban a buscar a mí y mi hermano a nuestra casa, había una camaradería tremenda, fue una de las cosas que más extrañé cuando vine a Mar del Plata", comenzó relatando Bibiloni, aunque aclara que "llegué a la ciudad en 1978, me siento un marplatense más, desde ese año adopté la ciudad para el resto de mi vida".

Su época de jugador en "Mardel", junto a Julio García.

Al poco tiempo de arribar a la "Feliz", casi por casualidad (aunque advierte que para él no existen las casualidades), "un día pasamos por la calle Entre Ríos a media cuadra de Paso. Allí tenía una sede el Mar del Plata Club, nos atendieron muy bien y ya el primer sábado con mi hermano Ignacio empezamos". Allí se dio la primera vinculación con el club de Santa Celina, donde pasó por todas las etapas.

Quizá la mejor no fue la de jugador, pero el "Pelado" tuvo sus minutos en cancha. "No tengo grandes recuerdos como jugador, me costó mucho, me ayudaron quienes hoy son mis amigos, Julio García y Polo Branderiz. Extrañaba mucho Mendoza, pero seguí con algunas interrupciones. Cuando estaba terminando el secundario tenía que decidir entre el rugby o trabajar y no lo dudé, ya que había muchos problemas económicos en mi casa, tampoco me sentía tan jugador. Era medio scrum, no era jugador de Primera, llegué hasta Intermedia", sentenció.

Como ya dijo, no hay casualidades en la vida. Sus estudios en la Bolsa de Comercio, para luego recibirse de Licenciado en Administración de Empresas y trabajar desde hace más de 10 años en una empresa de Ingeniería de la ciudad, de a poco lo vincularon con los números, el rugby y el análisis del juego.

Una de sus pasiones, ser entrenador de infantiles

Antes de ello, sumó a su curriculum la parte de entrenador, fundamental para entender aún más el juego. "Llevé a mis hijos Julián y Gabriel en el 2001, al principio miraba como ellos jugaban y se divertían, el club los trató muy bien en esa época. En un Encuentro de Infantiles faltó un profesor y una de las mamás (la de Jerónimo Rocatti, excapitán del Plantel Superior) me dijo que me haga cargo de la división y ahí di el paso y nunca más lo solté. Soy esencialmente un entrenador de Infantiles, empecé a trabajar con el "Cholo" Hernando, me sumé al club, me gustó, me empecé a capacitar, a hacer cursos de los que se podía en esa época, leí muchos libros", cuenta Ramiro.

Luego apareció su primera conexión con este mundo fascinante del análisis, aún sin video. "En 2005, que en la Primera de Mar del Plata Club estaban como entrenadores Tomás Nutter y Guido Román, empecé a ayudarlos con un modelo de Test Australiano. En una planilla iba anotando las cuestiones básicas, como los scrums, lines, penales, me llamó la atención por mi trabajo (Analista de Sistemas), me di cuenta que se podían recolectar datos".

Luego de ser "planillero", a la vez que continuaba como entrenador de Infantiles, lo convocaron para las divisiones superiores, en este caso la Intermedia. Allí conoció a Guillermo Amengual, Head Coach de la Primera. "Con el 'Gori' aprendí muchísimo de Rugby, le estoy muy agradecido, se nos ocurrió la idea de empezar a filmar los partidos con video cassette, iba a su casa o en los individuales de su restaurante (Pehuen, que cerró durante esta pandemia), anotábamos las cosas que veíamos en los videos, para trasladarlas a los entrenamientos. Ahí me di cuenta la importancia de los videos, lo brutal de ver las imágenes, antes lo hacía con planillas, con el video de avanzar y rebobinar fue mi primer acceso a una especie de análisis de video", cuenta con emoción Bibiloni.

Compartiendo cancha con el Head Coach "Nona" Urrutia y el PF Juan Baldino.

Sus comienzos como analista fueron con el programa "SSpot" de Santiago Plaza y Eduardo Zapiola, actuales entrenadores del IPR Sporting Club. Luego pasó al Editor de videos de Mac, Imovie, para llegar al "Game Braker", de la empresa Sportec (programa que utilizaron Los Pumas en el Mundial de 2007). Pero sin dudas el salto de la calidad se lo dio el Software Hudl.

"Soy muy perfeccionista, es uno de mis defectos o virtudes. Me fui dando cuenta que cada día podía avanzar más, con otros softwares, otra tecnología, no me di cuenta del proceso, las posibilidades cada año eran más, lo lindo de esta actividad es que no tiene fin, siempre se puede seguir aprendiendo. Nunca me di cuenta porque estaba muy involucrado con los jugadores, con el club, pero cada día la carga horaria y el tiempo que me consumía era mayor, con la pandemia me di cuenta de todo ese tiempo que había invertido como analista", se sincera el hombre que en octubre cumplirá 55 años. 

Un antes y un después de la llegada de Carlos Muñoz

Si hay una persona que marcó a fuego la carrera de Ramiro Bibiloni fue Carlos Muñoz. Reconocido analista de video de Las Leonas en los últimos años, fueron creando una amistad que continúa en la actualidad. "Cuando me contrató Mar del Plata Club tuve la suerte de cruzarme con Ramiro, en ese momento estaba con Las Leonas y me dijeron que había un muchacho que estaba haciendo lo mismo con el rugby en el club, así que decidimos juntarnos, era una buena opción para que el hockey y rugby del club se conecten. A partir de las reuniones que tuvimos empezamos a trabajar en el desarrollo, aportando algunas ideas, creo que la combinación fue muy buena. Era todo prueba y error, terminamos un primer trabajo, después pensamos que lo podíamos mejorar hasta que llegamos a una etapa casi final", enumera Muñoz.

Una de las tantas reuniones entre Bibiloni y Muñoz

Quien compartió durante varios años el staff de Las Leonas con el marplatense "Chapa" Retegui, opinó que "de Ramiro me asombra mucho su capacidad de análisis, de trabajo y su predisposición para hacer las cosas, es un terrible laburador, un fanático, es una persona que se capacita continuamente para mejorar, algo clave para este trabajo. Seguimos en contacto, autoalimentándonos, ahora terminó siendo un amigo, compartimos varios almuerzos, cenas, fue un placer encontrarme en el camino con él".

Para Bibiloni "Carlitos es la persona más capacitada y generosa que conocí, hoy es mi amigo, siempre estamos comunicados, soy un eterno agradecido a que Mar del Plata Club lo haya contratado para la parte de hockey, ahí lo conocí y decidí hacer la primera inversión y comprar Game Braker, le ofrecí pagarle pero no me quiso cobrar. En Marzo de 2017 comenzamos y sigue esto al día de la fecha. Él llevó el alto rendimiento al club, me hizo las primeras ventanas de códigos, en un Torneo del Interior me acompañó en el mangrullo y me dijo qué corregir. En 2018 me comentó que estaba para más y tenía que cambiar de sistema a un software de altísimo rendimiento, los que usan los mejores del mundo. Le debo todo a Carlos Muñoz".

El Ciber

Si bien es amplia la casa de Bibiloni, un lugar que tiene bastante de especial fue bautizado como "El Ciber". Cuenta con otras ubicaciones de altísimo valor sentimental, con guitarras y discos varios (especialmente de Pink Floyd), pero donde trabaja a diario es algo distinto. "Es un balcón que tenía Claudia (su mujer), de a poco pusimos una computadora para jugar con sus hijos, ahora ya es otra cosa, computadoras, monitores 4K, se comenzó a convertir en mi laboratorio de trabajo y en el archivo de Mar del Plata Club, acá está toda la historia desde que comencé con ellos. Hoy estos programas requieren que uno tenga máquinas Apple, en otros softwares podés usar Windows, pero desde hace varios años que uno tiene que invertir para mejorar. En el lugar donde trabajo hay muy buena conexión a internet, me fascina estar acá, tengo todas las posibilidades tecnológicas para poder hacer un buen trabajo y disfrutar mientras lo hago".

Hudl, un aliado en su carrera

El equipo australiano Brumbies utilizando Hudl.

Hoy es el Software más utilizado a nivel mundial para analizar el deporte. No hablamos sólo de rugby, en donde puede verse a los Wallabies (el Seleccionado de Australia), equipos del Súper Rugby, de la Premiership de Inglaterra o el Top 14 de Francia. Este sistema se encuentra en casi todas las Universidades de Estados Unidos y desde hace tiempo que es utilizado por el vóley y el fútbol, con un apasionado Pep Guardiola como fanático de Hudl. En la Argentina el propio River Plate lo utiliza. La mayoría de los equipos de la Premier League lo hace, además de la NBA y la NFL.

En síntesis, es una herramienta digital que se centra en la reproducción de video. Los equipos cargan imágenes de partidos en servidores y los entrenadores pueden seleccionar algunas e insertar comentarios, dibujos o audios para que sean vistos por sus jugadores. Además de los recursos de video, este software permite seguir estadísticas individuales y colectivas. Bibiloni comenzó con la versión SportsCode Elite Review, para luego pasar a Sports Code Elite Coda y Icoda, más la plataforma Hudl.  

 FC Barcelona, su primer trabajo rentado

La plantilla de Hudl que utiliza en la actualidad Bibiloni

A pesar de que su nombre es Fútbol Club Barcelona, el conjunto "Culé" tiene varios deportes profesionales y aunque entre ellos no está el Rugby (depende exclusivamente de la Fundación Barça, no puede tener sponsors), se le está dando cada vez más importancia al mundo de la ovalada. Los de Cataluña cuentan con Sergi Guerrero como entrenador del primer equipo, secundado por el cordobés Felipe Martínez (entrenador de backs). 

El capitán es otro argentino, Bautista Güemes. Exjugador del Club Universitario de Buenos Aires, con pasado por Seleccionados Nacionales. En sus 3 años en Barcelona, Güemes jugó 56 partidos, aportando un total de 446 puntos, siendo un hombre clave tanto por su calidad con el pie, como por la capacidad de organizar y ordenar a un equipo que apuesta por un juego rápido y dinámico.

El Barcelona se encuentra en la División de Honor (la más alta del Rugby de España), y después de varios años de pelear la permanencia, mejoró en la última temporada y apunta este año a llegar a los Play Off y luchar por ingresar a copas europeas.

La llegada al FC Barcelona había comenzado hace tiempo. En marzo la empresa Hudl, para la cual Bibiloni está vinculado, quería ingresar a los deportes amateurs del Barcelona, como lo es el rugby. Después comenzó la pandemia en el país y no se habló más del tema. "Hace un mes me dieron el teléfono del Head Coach del Barcelona, hicimos una charla y fue excelente, nos dimos cuenta que había una química y gran posibilidad de hacer algo todos juntos. Nos pusimos rápidamente de acuerdo en la cuestión económica (es la primera vez que cobrará por esto), cerramos un convenio para la temporada 2020/21".

Ramiro no estará sólo en este caso, sino que compartirá la tarea con Gonzalo Molina, otro Analista de Videos de basta experiencia, tanto en diferentes Seleccionados Nacionales, como en su club CUBA (Club Universitario de Buenos Aires) y en los Seleccionados de la Unión de Rugby de Buenos Aires (URBA).

La pandemia, una oportunidad

Si bien el Coronavirus se llevó la vida de muchas personas y hoy en día la ciudad de Mar del Plata tiene cada vez más infectados, algunos pocos encontraron en el parate de la actividad deportiva, la posibilidad de seguir capacitándose. Ramiro contó que "lentamente me empecé a conectar con algunos amigos, a quien le debo gran parte de este presente es a Mauricio "Popu" Vazquez, entrenador de Comercial de Mar del Plata, ya que me conectó con entrenadores de Rosario y todo el interior del país, en unas charlas de Zoom que organizó él. Es increíble ese grupo, la fraternidad que hay, se comparte la información, aprendí muchísimo, nos conectamos con analistas de todo el país, entrenadores y analistas de Pumas, Jaguares. Una de las charlas más importantes la dio el marplatense Mauricio Reggiardo (entrenador del Castres de Francia)”.

.

Charla de Zoom entre Rodrigo Martinez (Analista de Los Pumas), Ramiro Peman (Analista de Jaguares), Gonzalo Molina y Ramiro Bibiloni.

En una de esas reuniones de Zoom, le pidieron a Bibiloni que diera una explicación de como trabajaba en Mar del Plata Club. Como mencionamos anteriormente, hay varios Software de Análisis de Video y al ver la forma de trabajar que tenía con Hudl, no tardaron en llegar las felicitaciones y los contactos con los mejores analistas del país. Uno de esos mensajes de Whatsapp fue de Gonzalo Molina: "Para mi es el analista número 1 de Argentina, trabajó en Pumitas, Pampas XV, hoy en CUBA y URBA. Como usamos el mismo programa fuimos cada vez teniendo más relación, me conectó con analistas de Pumas y Jaguares, hasta pude dar una charla en la URBA en donde participó Marcelo Loffreda (exjugador y entrenador de Los Pumas, hoy Manager del equipo), que no me la olvidaré más", relata Bibiloni. 

Por su parte Molina contó que "empezamos a hablar con más frecuencia en la cuarentena, con un grupo de analistas de Argentina y Europa, veíamos las formas y herramientas que tenía cada uno para analizar los partidos. Con él usamos el mismo programa de análisis, fuimos manteniendo otros encuentros en donde hablábamos del programa, tenemos una manera de trabajar muy similar, nos entendimos muy bien de entrada. En su momento me propuso hacer esta sociedad y es una linda oportunidad, si bien nuestro trabajo no requiere que estemos con el equipo, lo podemos hacer desde cada lugar, es un gran experiencia desde lo humano y lo profesional, estoy muy contento con este desafío".

Además de trabajar para el FB Barcelona, durante estos últimos meses Bibiloni realizó una serie de capacitaciones que le dio la empresa Hudl, con diferentes clubes de la Premiership de Inglaterra.

Michael Cheika, de los Wallabies, con Hudl

"Es como una Universidad Virtual, cuento con un profesor que me adjudicó la empresa con quien interactúo permanentemente (fue analista de Gonzalo Quesada, Fabián Galthié (Francia) y Michael Cheika (entrenador del Seleccionado de Australia). Mañana pueden ser con clubes del Top 14 de Francia, según las Academias o trabajos prácticos será uno u otro, no cobro por esto, pero sí adquiero mucha experiencia y contactos con los mejores del mundo".

Mar del Plata Club, siempre en su recuerdo

Siempre colaborando en cualquier sector de la cancha

Desde pequeño se vinculó con el Club, jugador, entrenador de infantiles y analista de video, así fue recorriendo un camino que lo unió al conjunto marrón y verde, con una singular relación con los players. "Estoy muy agradecido con los jugadores del Plantel Superior, desde el 2013 es el equipo más exitoso de la Unión de Rugby de Mar del Plata, campeón de muchos Regionales, grandes participaciones en el Torneo del Interior, Nacional de Clubes, si no hubiera estado en un club con esos resultados no estaría donde estoy, gran parte de mi presente es gracias a los jugadores, estoy eternamente agradecido a ellos".

Bibiloni con el habitual camarógrafo de los partidos, Damián Mazzella (Foto: Alicia Cangelli)

Para hablar sobre Bibiloni lo mejor era recurrir a la opinión del actual capitán de la Primera de Mar del Plata Club, Guido Zingale, uno de los referentes del rugby de la ciudad. "Con el Pelado fuimos de menos a más, cuando subí al Plantel Superior ya estaba como Analista de Video, jugábamos los sábados e íbamos los domingos con un pen drive a la casa a buscar los partidos, nos decía que le molestaba pero siempre nos recibió con la mejor onda, feliz".

La singular historia con los jugadores llegó hasta una Cofradía, que se juntaba seguido en la casa del propio Bibiloni: "Con el paso de los años generamos un grupo, una relación de amistad y es el día de hoy que cada tanto nos juntamos a comer en su casa, nos cocina asado, la Claudia nos hace ensaladas, guarniciones, postres, es una bandita de 8 o 9 que siempre nos recibe, lo hicimos volver a cantar y tocar la guitarra".

Bibiloni junto a Juan Montone (izquierda) y Guido Zingale (derecha)

Pero para hablar específicamente de su trabajo, "Carucha" cuenta que "lo que creció fue una locura, increíble, súper valorable e interesante, arrancó con muy poco y solito se fue dando manija, estudiando, investigando, capacitándose, con nuevas tecnologías, nuevos softwares, plataformas, fue creciendo, generando planillas de cada jugador, del equipo, de rendimiento, estadísticas. Lo de estos últimos 4 o 5 años fue todo por el amor al deporte y a nosotros como jugadores y amigos, como equipo siempre estuvimos muy agradecidos con lo que nos ayudó a crecer, sus números y análisis y todo lo que generó fue uno de los puntales que nos mantuvo ahí arriba en los últimos años, que logramos cosas muy interesantes como club".

Esta es la historia de Ramiro Bibiloni, un fanático del deporte de Mar del Plata como tantos otros. "Jamás imaginé que iba a suceder esto, es increíble, impensado lo que me ocurrió, estoy muy feliz, tratando de disfrutar, no puedo creer que me paguen por hacer lo que me gusta y me apasiona", finalizó el "Pelado". 
 

Compartir
Compartí esta nota