Medio ambiente

12 de Enero de 2021 10:17

Las playas del centro se llenaron de cápsulas de caracol: a qué se debe este fenómeno

Compartir
Compartí esta nota
Compartir
Compartí esta nota
Miles de estas cápsulas aparecieron en las playas de Mar del Plata.

Este proceso se da principalmente en primavera y verano. “Las valvas se venden como recuerdo de Mar del Plata. Algunos pescadores usan el caracol de adentro para carnada”, advierte el investigador Federico Isla.

El último fin de semana las playas céntricas de Mar del Plata presentaron una postal distinta a los marplatenses y turistas que las eligieron para disfrutar de las jornadas de sol: la orilla estaba repleta de huevos transparentes “de pescado”, según señalaban los bañistas. En realidad, se trata de ovicapsulas de Adelomelon brasiliana, especie comúnmente conocida como caracol negro.

Según explicó a 0223 el investigador del Conicet y Director del Centro de Geología de Costas y del Cuaternario de la Universidad Nacional de Mar del Plata, Federico Ignacio Isla, estos caracoles se encuentran en playas fósiles de hasta 5000 años antes del presente. “Las ovicapsulas no se preservan por ser blandas”, dijo. 

La presencia masiva de estos ovicapsulas no es tan habitual en las playas de Mar del Plata y es más común ver estos fenómenos en Villa Gesell y Pinamar. No obstante, el investigador marcó que sí se ven en esta época porque es cuando se aparean.  

Luego de que el macho y la hembra se aparean y se produce la fertilización, la hembra del caracol negro moldea, con su pie y fuera de su cuerpo, una cápsula ovígera u ovicápsula de cinco a siete centímetros de diámetro de un material translúcido y flexible.

Dentro de la ovicápsula hay un líquido nutritivo y se depositan entre nueve a 33 huevos fertilizados que se desarrollarán en embriones. Este proceso se da principalmente en primavera y verano. En algunos casos es posible ver en la playa a ejemplares juveniles a punto de emerger de la cápsula.

“Las valvas se venden como recuerdo de Mar del Plata. Algunos pescadores usan el caracol de adentro para carnada”, explica Isla.

El caracol negro mide hasta aproximadamente 16 centímetros y puede vivir hasta 20 años. Es reconocible por una gruesa capa orgánica oscura. “Es la única especie que hace una cápsula no adherida a otro objeto, lo cual favorece su dispersión por las corrientes y que incluye tanta cantidad de líquido nutritivo dentro de ella”.

El caracol negro es carnívoro. Se alimenta de moluscos bivalvos como la almeja púrpura Amiantis purpurata, una de las más comunes en las playas del atlántico sur.
 

Compartir
Compartí esta nota