Pancho

16 de Enero de 2021 17:05

Final feliz: "Pancho" vuelve con su familia

Compartir
Compartí esta nota
Compartir
Compartí esta nota

El juez Pedro Cornelio Federico Hooft le otorgó la tenencia provisoria del animal a Diego Brunori, el responsable del Pet Shop del barrio Santa Mónica. 

Una semana de muchas emociones vivió Diego Brunori, el vecino del barrio Santa Mónica que reclamaba la restitución de su loro autóctono, hasta que finalmente lo consiguió: este viernes, la Justicia marplatense le otorgó la tenencia de "Pancho".

La medida, que tiene un carácter "provisorio" hasta tanto se defina la situación y el proceso administrativo que involucra al animal, fue resuelta por Pedro Cornelio Federico Hooft, a cargo del Juzgado en lo Correccional Nº 4.

El vecino que tiene un Pet Shop en el barrio Santa Mónica, donde vivía el loro hace más de un año, confirmó a 0223 de la notificación de la medida a partir de la intervención de uno de los auxiliares letrados del juzgado, Mariano Cazeaux Andrade.

Brunori agradeció el apoyo que recibió de la comunidad en el marco de su reclamo y está expectante de que la medida judicial se materialice en los próximos días: en principio, según lo que comentó, el mismo lunes le volvería a ver la cara a "Pancho".

La medida del magistrado surge a partir del recurso de amparo que había interpuesto el hombre para tratar de recuperar al animal, después de tomar conocimiento que quedaría en manos de Aquarium.

El animal, actiualmente se encuentra en el mencionado parque aislado por razones sanitarias, como todas las mascotas que ingresan al predio. Los responsables de la institución, que esta registrada como zoológico, indicaron a este medio que el loro está "en buen estado de salud y con un cuadro de estrés lógico producto de los cambios de habitat", señalaron.

"Pancho" es un loro autóctono que estuvo 25 años en cautiverio y, producto de su avanzada edad, ya no puede volver a insertarse en su hábitat natural porque no tendría capacidad propia para defender y alimentarse, según había explicado el vecino.

Brunori recibió a “Pancho” como un regalo hace poco más de un año. El hombre lo tenía en su pet shop para interactuar con sus clientes pero el 30 de diciembre inspectores se acercaron al lugar, tras una denuncia anónima, al entender que lo tenía expuesto con fines de lucro y procedieron con el secuestro.

Los agentes municipales se respaldaron en la ordenanza 16.031, que protege la tenencia, exhibición, venta captura y cualquier otro tipo de manipulación de fauna silvestre autóctona dentro de General Pueyrredon. Diego, sin embargo, remarcó que el loro es su "mascota" y llegó a juntar más de cincuenta firmas de vecinos para respaldar sus dichos. "Lo único que quiero es que me restituyan a 'Pancho' para llevármelo a mi casa. No lo voy a poner más en mi local si no se puede. Solo quiero tenerlo conmigo de nuevo", explicó.
 

Compartir
Compartí esta nota