Pancho

13 de Enero de 2021 09:52

Liberen a "Pancho": el dueño pagó la multa pero no le devolvieron al loro

Compartir
Compartí esta nota
Compartir
Compartí esta nota

Diego, el propietario del pet shop del barrio Santa Mónica, afirmó que el "estrés" de la separación del entorno familiar podría derivar en un trágico final para el animal. "Queremos saber en dónde está", pidió.

¿Dónde está “Pancho”? Ésa es la pregunta que repiten hace casi dos semanas los vecinos del barrio Santa Mónica y fundamentalmente Diego, el propietario de un pet shop y dueño del loro que fue secuestrado por inspectores municipales a fines de diciembre y del cual no se tuvieron más certezas sobre su paradero.

En los últimos días, el comerciante concurrió al Juzgado de Faltas Nº1, a cargo de José Oteiza, para pagar la multa por la infracción al artículo segundo de la ordenanza 16.031 pero no pudo tener precisiones sobre el estado de salud del animal ni del lugar donde se encuentra.

Según Diego, el magistrado se "lavó las manos" y desligó la responsabilidad de la decisión sobre el futuro de "Pancho" a los guardaparques. "Los guardaparques después le pasaron la pelota a una bióloga y la bióloga a un abogado de legales del Ente Municipal de Servicios Urbanos (Emsur)”, lamentó el hombre, ante la consulta de 0223.

Este martes, el vecino volvió a insistir pero no obtuvo respuestas: tendrá que esperar por definiciones hasta el jueves para saber si finalmente puede recuperar a su loro o si la Municipalidad de General Pueyrredon decide otro destino para el animal. "Más allá de que busco la restitución, lo que más me importa es saber lo que le va a pasar", aclaró.

"Pancho" es un loro autóctono que estuvo 25 años en cautiverio y, producto de su avanzada edad, ya no puede volver a insertarse en su hábitat natural porque no tendría capacidad propia para defender y alimentarse, según había explicado Diego.

El comerciante, sin embargo, renovó su preocupación ya que afirmó, a partir del contacto que mantuvo con especialistas, que el cuadro de "estrés" ocasionado por la repentina separación del entorno familiar podría derivar en un trágico final para el loro. "Tengo miedo de que se muera porque está desde diciembre sin su familia, sin poder escuchar una voz conocida y sin hacer su rutina", expresó, y agregó: "Quiero saber dónde está 'Pancho' porque ni siquiera me dijeron eso".

Diego recibió a “Pancho” como un regalo hace poco más de un año. El hombre lo tenía en su pet shop para interactuar con sus clientes pero el 30 de diciembre inspectores se acercaron al lugar, tras una denuncia anónima, al entender que lo tenía expuesto con fines de lucro y procedieron con el secuestro.

Los agentes municipales se respaldaron en la ordenanza 16.031, que protege la tenencia, exhibición, venta captura y cualquier otro tipo de manipulación de fauna silvestre autóctona dentro de General Pueyrredon. Diego, sin embargo, remarcó que el loro es su "mascota" y llegó a juntar más de cincuenta firmas de vecinos para respaldar sus dichos. "Lo único que quiero es que me restituyan a 'Pancho' para llevármelo a mi casa. No lo voy a poner más en mi local si no se puede. Solo quiero tenerlo conmigo de nuevo", explicó.

 

 

Compartir
Compartí esta nota