Temporada 2021

3 de Enero de 2021 08:01

Horacio García: "Si se retrocede de fase se perderían puestos de trabajo y se acabaría el verano"

Compartir
Compartí esta nota
Compartir
Compartí esta nota
Para Horacio García "está quedando el mensaje de que hay que cumplir con las disposiciones". Foto: 0223.

El secretario de Seguridad destacó que no se registraron mayores inconvenientes en la vía pública en Año Nuevo y renovó su preocupación por las fiestas clandestinas. 

El secretario de Seguridad de la Municiaplidad de General Pueyrredon, Horacio García, destacó las tareas de control que se llevaron a cabo por la celebración de Año Nuevo y señaló que un eventual retroceso de fase iría en detrimento de miles de puestos de trabajo en plena temporada de verano.

Para el integrante del Ejecutivo local no hubo "descontrol" en la vía pública durante las celebraciones del 1º de enero de 2021. "Fue una noche masiva, pero ordenada. Fue interesante como se pudo llevar a cabo el operativo en todo el corredor norte, Varese, Playa Grande y la zona sur", destacó.

En declaraciones a 0223, García resaltó que "no hubo disturbios ni gente tomando alcohol en la playa" y señaló que "si se retrocede de fase se perderían un montón de puestos de trabajo y también se acabaría el verano entendido como momento de esparcimiento". "Entendieron que el descontrol juega en contra de sus intereses también", subrayó.

El secretario de Seguridad de la comuna destacó la labor de los integrantes del equipo de prevención dispuestos en los espacios costeros que refuerzan la concientización sobre las medidas de prevención en medio de la pandemia de coronavirus, como también de la Secretaría de Políticas Integrales sobre Drogas (Sedronar) y el trabajo mancomunado con Nación y Provincia. "En general está quedando el mensaje de que hay que cumplir con las disposiciones", celebró.

Durante la madrugada del viernes pasado, 20 fiestas clandestinas que se desarrollaban sin ningún tipo de control fueron desarticuladas en distintos lugares de Mar del Plata por las autoridades y más de 1200 personas fueron infraccionadas.

"Cuanto más requisitos les pongamos a los empresarios, más nos aseguramos que los jóvenes van a estar en un ámbito cuidado, donde existen responsabilidades claras", consideró en este sentido el representante del Gobierno de Guillermo Montenegro.

"En las fiestas clandestinas no hay ningún parámetro. No hay seguridad, no sabemos qué están tomando", repudió García, quien también señaló como responsables no solo a los organizadores de este tipo de eventos, sino también a quienes concurren. "La responsabilidad individual es fundamental. No se puede poner un policía al lado de cada persona", concluyó.