Por qué Tesla fue la empresa más nombrada en las últimas semanas

La compañía les trajo muy buenas noticias a los inversores, pero un tuit de Elon Musk provocó un movimiento inesperado. ¿Es momento de salir o de apostar a largo plazo?

Tesla, la empresa más nombrada en las última semanas.

TESLA, INC, anteriormente Tesla Motors, Inc, es una compañía estadounidense, una de las estrellas de NASDAQ (el segundo mercado y bolsa de valores más grande de Estados Unidos), con sede en Palo alto, California. Diseña, desarrolla, fabrica y vende vehículos totalmente eléctricos y sistemas de almacenamiento de energía, además de instalar, operar y mantener productos de almacenamiento solar y de energía. La compañía opera a través de dos segmentos: automotriz y generación y almacenamiento de energía. Produce y distribuye dos vehículos totalmente eléctricos: el sedán Model S y el vehículo utilitario deportivo modelo X. También ofrece el Modelo 3, un sedán diseñado para el mercado masivo.

Esta compañía les ha traído muy buenas noticias a aquellas personas que apostaron a esta acción, en donde podemos notar la ganancia creada, pasando de un valor a fines de marzo de USD 680,79 a USD 1.072,70, una subida del 57% en 7 meses, ganancia que pocos activos pueden replicar. Además podemos observar una empresa sólida en aspectos económicos, con un buen ratio de solvencia (1.39), con un crecimiento del 350% de sus ventas en China en octubre y márgenes de rentabilidad aceptables publicados en sus últimos balances trimestrales.

Una de la noticias más recientes fue la creada por su director ejecutivo, Elon Musk, caracterizada como una de la personas más ricas del mundo, con varias compañías como está debajo del brazo y figura pública en las redes.

Musk dio mucho que hablar en las últimas semanas, a partir de una polémica encuesta que lanzó a sus seguidores de Twitter, la cual determinaría la venta del 10% de su paquete accionario de la compañía. Culminó a favor de la venta por un 58%, por lo cual Musk debería vender parte de su paquete, noticia que golpeó la cotización casi en un 7%.

El fundador había adelantado que tendría que ejercer un gran número de opciones de compra de acciones en los próximos tres meses, lo que generaría una gran factura fiscal. Vender parte de sus acciones podría liberar fondos para pagar los impuestos.

Acá es donde aparecen varias posturas, en las cuales para algunos es el momento de salir de la compañía, y para otros un gran momento para invertir, debido a la caída de su valor, pensando en un largo plazo prometedor.

 

Comentarios de usuarios de Facebook