Mujer le contó a la Justicia las violaciones que sufrió de su padre, su tío y su abuelo

Por primera vez, Marita Tobio, que fue abusada entre los 3 y los 11 años, pudo tener este martes una reunión con un juez de Mar del Plata. "Fue una charla esperanzadora", expresó, a 0223.

El caso de Marita Tobio ilustra la difícil lucha contra el abuso sexual infantil.

30 de Noviembre de 2021 14:28

Por Redacción 0223

PARA 0223

Marita Tobio, quien entre los 3 y los 11 años fue violada por su padre, su abuelo y su tío, recién pudo tener este martes su primera reunión con un juez de Mar del Plata en el marco de la dura lucha que mantiene por los abusos que sufrió en su infancia dentro del seno familiar.

Tras meses de reclamos y manifestaciones, la mujer de 35 años pudo por la mañana tener su primer contacto cara a cara con Saúl Errandonea, juez de Garantías, algo que reconoció como "esperanzador" para su búsqueda de Justicia.

"Estuve diez meses tratando de que la Justicia me escuché de alguna forma, con manifestaciones y otras cuestiones que cansan, que revictimizan, y que hoy me hayan escuchado es un paso importante para todos los casos de abuso sexual en la infancia", reflexionó Tobio.

Foto 0223: Marita comenzó a movilizarse después de que su papá - uno de sus violadores - intentara acercarse a la hija de 17 años.

En declaraciones a 0223, la víctima recordó que desde enero de este año que esperaba una audiencia de estas características, por lo que ahora mostró expectativas de que surjan novedades favorables en la investigación en el corto plazo. "Todo está en manos de mi abogad César Sivo y el juez, que cuando decida nos notificará. Pero sentí que el juez me escuchó y eso es un garn alivio", insistió.

Tobio, además, enfatizó que el "el abuso sexual en la infancia es uno delitos más aberrantes que hay en el mundo. Es algo de lo que no se habla. Y cuando hay un caso generalmente no se puede vulnerar la identidad de la víctima y por eso no se le da trascendencia. Y se le ponen trabas legales para no poner el nombre o la foto del violador", advirtió.

"Hay demasiadas trabas en todos lados. Y yo, que soy la víctima, que puedo denunciarlo, que puedo pedir Justicia y lo puedo hablar, es la herramienta  para aquellas personas que no pueden hablar. No es mi caso solamente sino el de todas las infancias vulneradas", remarcó la mujer.

Marita recién pudo contar lo que había vivido el 29 de enero pasado, cuando advirtió que su papá -con quien había cortado el diálogo hacía más de tres años- tenía intenciones de acercarse a su hija de 17 años. El padre, un expolicía, es el único de los abusadores denunciados que hoy sigue con vida.

 

Comentarios de usuarios de Facebook