Violencia de género

13 de Julio de 2021 13:31

Expone juguetes en la puerta de Tribunales para pedir que se respete la Ley de víctimas

Compartir
Compartí esta nota
Compartir
Compartí esta nota

María Tobio fue abusada por su progenitor desde los 3 hasta los 11 años. La Fiscalía desestimó la denuncia. “Tendría que haber visto a mi padre como un héroe y fue mi peor pesadilla”, dice. 

María “Marita” Tobio, la mujer de 31 años que en enero pudo llevar a la Justicia su caso al denunciar que entre los 3 y los 11 fue víctima de abuso sexual por parte de su padre, su abuelo y un tío, realizó una nueva intervención en la puerta del palacio de Tribunales para solicitar que su causa sea desarchivada y se investiguen los hechos que marcaron su infancia.

“La causa hoy está totalmente detenida”, relata Marita a 0223. Es que, uno de sus agresores falleció antes que ella pueda verbalizar los hechos traumáticos a los que fue sometida, por lo que la Fiscalía desestimó la denuncia. Además, según el Código Penal, este tipo de delitos prescriben luego de los 12 años desde su comisión y en este caso, la víctima fue capaz de hablar dos décadas mas tarde.

“Después que la Fiscalía desestimó la causa comencé a salir a la calle porque los niños deben jugar y no ser el juguete”, explica la mujer que desde el momento en el que radicó la denuncia contra su padre, su abuelo y su tío vio como el sistema judicial violentó su causa.

En este sentido, Tobio detalló que “por una cuestión de costumbre  se violenta a la víctima”, dijo mientras explicó que actualmente la causa continúa “totalmente parada”. “Como él no podía ir preso, la fiscalía desestimó la causa. Mas allá de la argumentación tendría que continuar”, consideró.

“Mi padre era quien debía cuidarme y protegerme. Tendría que haber visto a mi padre como un héroe y fue mi peor pesadilla”, relató tras recordar cómo fue torturada de pequeña. “Me obligó a quemarme la cara con una plancha, me hizo comer a mi mascota mientras se reía y hasta me entregó a mi abuelo y mi tio para que abusen de mi”, recordó.

Marita pudo denunciar a su progenitor y a sus familiares luego que su padre intente establecer el vínculo con su hija de 17 años.
 

Compartir
Compartí esta nota