Patota nazi

25 de Abril de 2021 16:31

Ataques neonazis: denuncian a un condenado por agresiones físicas contra una testigo

Compartir
Compartí esta nota
Compartir
Compartí esta nota
Nicolás Caputo fue condenado a ocho años y medio de prisión por los ataques cometidos entre 2013 y 2016. Foto: 0223.

Nicolás Caputo, condenado a ocho años y medio de prisión, habría atacado física y verbalmente a una joven de 19 años. A principios de abril obtuvo la libertad condicional por su "conducta ejemplar".

Desde la Asamblea por una Sociedad Sin Facismo denunciaron a Nicolás Caputo, uno de los condenados por los ataques neonazis cometidos en Mar del Plata entre 2013 y 2016, por presuntas agresiones físicas que casi le cuestan la vida a una testigo de la causa que lo llevó al juicio que lo condenó a ocho años y medio de prisión.

El hecho se habría registrado el pasado 23 de abril cuando Caputo, quien integró la banda neonazi Bandera Negra, arribó a la terminal ferroautomotora de Mar del Plata desde la Ciudad Autónoma de Buenos Aires (Caba) y se dirigió a un departamento que había alquilado junto con la víctima, con quien mantenía contacto desde hace más de un año a través de distintos perfiles falsos de redes sociales, a fin de hacerle cambiar la declaración a la joven de 19 años.

Según denunciaron a 0223, el ex integrante de la banda neonazi que obtuvo la libertad condicional hace tres semanas agredió física y verbalmente a la testigo e incluso intentó ahorcarla con la cortina del baño. El condenado huyó ante los gritos de auxilio de la víctima por la ventana del primer piso del edificio.

Los hechos fueron denunciados al día siguiente en la Comisaría de la Mujer de Mar del Plata. Una vez labradas las actuaciones de rigor, se dictó una restricción de acercamiento respecto de la denunciante.

A principios de abril, la justicia dispuso su excarcelación del Complejo Penitenciario Federal de Caba por su "voluntad de superación” y una “conducta ejemplar” al concederle la libertad condicional bajo el uso de un dispositivo electrónico de control que es monitoreado por la Dirección de Asistencia a Personas Bajo Vigilancia Electrónica dependiente del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos.

El hombre de 33 años cumplió cinco de los ocho años y medio en la pena que le impuso en mayo de 2018 el Tribunal Oral en lo Criminal Federal de Mar del Plata junto a otros acusados.

Compartir
Compartí esta nota