Colapso sanitario

30 de Abril de 2021 18:19

Efecto segunda ola: la edad de los pacientes internados disminuyó 5 años en Mar del Plata

Compartir
Compartí esta nota
Compartir
Compartí esta nota

Lo revelaron desde la Federación de Clínicas, Sanatorios y Hospitales de la Provincia de Buenos Aires (Fecliba). También advierten que es mayor la demanda que acusan las terapias intensivas con respecto al 2020. 

Todavía no pasó un mes de la "segunda ola" del coronavirus y tampoco hay certezas en Mar del Plata de la eventual circulación comunitaria de nuevas cepas. Sin embargo, tanto en clínicas como en hospitales coinciden en señalar comportamientos distintos de la enfermedad con respecto al primer avance que mostró a lo largo del año pasado.

Desde la Federación de Clínicas, Sanatorios y Hospitales de la Provincia de Buenos Aires (Fecliba) le revelaron a 0223 que, a lo largo de abril, las edades de los pacientes internados con Covid-19 disminuyó, en promedio, 5 años, un dato duro que ratifica una tendencia que se comenta hace semanas: cada vez son más jovenes los que pueden terminar con complicaciones por el virus.

"No hay dudas de que esto es así. El comportamiento biológico de esta enfermedad en esta segunda ola es diferente. Ahora afecta más a gente joven con formas más graves y con una velocidad de progresión hacia la gravedad mucho más rápida", había dicho una semana atrás Gonzalo Corral (M.P. 93.858), médico infectólogo de la clínica 25 de Mayo.

Inclusive, este fin de semana se oficializó el fallecimiento de una adolescente de 16 años en la ciudad que ya se veía atravesada por una situación de salud delicada a raíz de un cuadro de diabetes. Fue una de las vidas más jóvenes que se llevó la pandemia: en General Pueyrredon, según consta en los reportes oficiales, solo hubo dos muertes en la franja etaria que va de los 0 a 19 años.

Los directivos de los establecimientos privados que nuclea la entidad también advierten que es mayor la demanda y el uso de las Unidades de Terapia Intensiva (UTI) con relación al 2020. Y otro denominador común que trazan las instituciones, en este aspecto, es que las internaciones son cada vez más largas aunque aún no se animan a definir un promedio de estadía hospitalaria.

Fuentes del Ministerio de Salud de la Provincia de Buenos Aires que consultó este medio coincidieron con el diagnóstico y atribuyeron este nuevo indicador como uno de los principales problemas a la hora de generar el colapso sanitario en el sistema. "No sabemos las causas pero sí es un hecho que la liberación de camas hoy se está dando más por muertes que por altas médicas de pacientes que se recuperan efectivamente", graficaron.

Mientras tanto, el dato de la ocupación de camas cobra cada vez más relevancia para la ciudad a la hora de definir su futuro por la continuidad o no de distintas actividades económicas mientras se aguarda con expectativa por los anuncios que finalmente realice el presidente Alberto Fernández después de las primeras restricciones que impuso, en principio, hasta el 30 de abril.

En lo que va de abril, la demanda de la terapia intensiva prácticamente se duplicó a nivel local. El primer día del mes había 65 camas ocupadas - entre el sector público y privado - y hoy son más de 120, según lo que difunde la Secretaría de Salud a partir de la base de datos que actualiza la Provincia en el sistema informático de gestión de camas.