Fútbol

4 de Mayo de 2021 10:57

Martes de copas, cruzadas por el Covid

Compartir
Compartí esta nota
Compartir
Compartí esta nota
Los jugadores de Independiente, durmiendo en el piso del aeropuerto mientras se tomaban decisiones. (Foto: Tw @GastonEdul)

Se juega una nueva fecha de Libertadores y Sudamericana, con complicaciones para algunos equipos argentinos. Boca e Independiente la pasaron mal en Ecuador y Brasil, pero juegan. También se presentan Vélez, Defensa y Justicia y Newell's.

Es todo un caos. Las distintas políticas sanitarias pusieron en jaque a representantes argentinos y, los que peor la pasaron, fueron los jugadores de Independiente que viajaron a Brasil y en la llegada a Bahía prohibieron el ingreso de 11 personas de la delegación que viajaron con el alta epidemiológica. En Ecuador, Boca se encontró con el positivo de Esteban Andrada y esperan más resultados del plantel. Los otros tres argentinos que juegan, no tuvieron complicaciones.

Es muy difícil hablar de fútbol cuando hay cosas que lo rodean y se llevan todo el centro de atención. El coronavirus, sin dudas, hoy es más protagonista que la pelota, Conmebol que quiere mostrar mayor peso que las autoridades de cada país y los clubes y jugadores que quedan en el medio y son los que sufren las consecuencias. 

Independiente viajó a Brasil para enfrentar hoy a las 19.15 a Bahía, por la tercera fecha de la Copa Sudamericana, y en la llegada hicieron testeos rápidos que arrojaron 11 casos positivos. Lo que explica el "rojo", y que es lo que permitió que puedan viajar, es que todos cursaron la enfermedad, tienen el alta epidemiológica y aunque aparezca carga viral, no contagian. A los brasileños poco les importó, no los dejaron ingresar al país, los jugadores terminaron durmiendo tirados en el piso del aeropuerto. En la mañana del martes se pensó en la suspensión, después se habló de pasar el partido al miércoles y, finalmente, la dirigencia pidió que se juegue hoy mismo, con César Velázquez, el entrenador de arqueros, al frente del plantel, porque Pedro Monzón, el que reemplazaba a Falcioni, también se tuvo que volver.

La situación de Boca en Ecuador fue distinta, pero también puede dejar secuelas. El arquero Esteban Andrada, que venía de estar aislado 15 días por ser contacto estrecho, salió de Argentina con PCR negativo y cuando llegó a Guayaquil, en los testeos rápidos, salió positivo, lo tuvieron que aislar y volver a testear al resto de la delegación, con el riesgo de si había más casos se podía suspender. Después de muchos rumores, con todos los resultados en la mañana, sólo el "1" se perderá el encuentro, volvería en un avión sanitario y el resto jugará con normalidad, con el riesgo que implica que hayan viajado todos en el mismo avión. A las 21.30, el conjunto de Russo con un mix de titulares y suplentes, enfrentará a Barcelona, el otro líder con puntaje ideal de la zona. 

El resto de los equipos argentinos que jugará este martes no tuvo mayores inconvenientes. A las 19.15, Vélez visita a Unión La Calera en Chile con la obligación de ganar para mantenerse con chances de clasificación en la Libertadores, mientras que Defensa y Justicia, con algunas ausencias, recibe a las 21.30 a Palmeiras, reeditando la reciente final de la Recopa Sudamericana que se quedó el Halcón. En tanto, por Sudamericana, a las 23 se presentará Newell's como visitante de Palestino de Chile, necesitado de un triunfo si quiere seguir soñando con el único boleto disponible para octavos de final. 
 

Compartir
Compartí esta nota