Tandil

13 de Junio de 2021 13:09

Coronavirus en Tandil: tercera semana con la curva de contagios en baja

Compartir
Compartí esta nota
Compartir
Compartí esta nota
Tras una saturación del sistema de salud público en Tandil se percibe una clara baja en la circulación del virus.

A la fecha son 617 los casos de covid-19 activos. Para encontrar una cifra menor hay que remontarse a la primera semana del mes de abril. De ese total de personas que cursan la enfermedad, 68 requieren internación.

La segunda ola de contagios por el nuevo coronavirus en Tandil muestra un declive que ya lleva tres semanas de duración. A la fecha son 617 las personas que cursan la enfermedad de la covid-19 en el distrito serrano. Para encontrar una cifra menor hay que remontarse a la primera semana del mes de abril.

En las últimas 48 horas las autoridades sanitarias locales reportaron tres decesos a causa del virus Sars-Cov-2 y 57 nuevos positivos.

Desde que se declaró la pandemia han fallecido 338 personas en Tandil y llegan a 17.198 los casos de covid-19 contabilizados.

Después de superar los 1.100 casos activos entre el 18 y el 25 de mayo pasado, el confinamiento logró torcer la curva y así, luego de casi tres semanas, se vislumbra una situación más positiva en el sistema sanitario público del distrito.

Días atrás las autoridades debieron determinar la disponibilidad extraordinaria del personal del área de emergencias del hospital Ramón Santamarina, ante la alta demanda existente en el nosocomio.

Del total de personas infectadas a la fecha, son 68 las que necesitan de internación hospitalaria, 26 de las cuales se hallan en áreas de terapia intensiva o intermedia.

Al respecto de las restricciones adoptadas, el titular de la Jefatura Regional de la Anses en Tandil, Darío Méndez, resaltó las últimas buenas noticias: “Pudimos observar objetivamente que las limitaciones a la circulación están dando sus frutos y se puede percibir una baja en la cantidad de casos como así también en los niveles de positividad”, describió el funcionario.

El dirigente destacó además que “afortunadamente también se empieza a observar una baja sostenida en la ocupación de camas de terapia intensiva y de sala general”.

“Los datos demuestran que las restricciones lejos de ser un capricho son un mecanismo sanitario complejo pero acertado al tiempo que se avanza con un ritmo de vacunación que ya permitió inocular más de 55.000 vacunas en nuestro distrito”, concluyó Méndez.

 

 

Compartir
Compartí esta nota