Seguridad

30 de Julio de 2021 17:43

Atraparon a otro de los presuntos autores de la violentra entradera en Nueva Pompeya

Compartir
Compartí esta nota
Compartir
Compartí esta nota

El sospechoso tiene 28 años. Se trataría de uno de los cuatro hombres que hace exactamente una semana atacó a una mujer y su hijo en una casa de calle Olazabal al 800.

La policía avanzó este viernes con la detención de un hombre acusado de ser uno de los cuatro delincuentes que hace exactamente una semana protagonizaron una violenta entradera en el barrio Nueva Pompeya.

El sospechoso tiene 28 años y ya fue puesto a disposición del fiscal Mariano Moyano, en el marco de la causa penal caratulada por los delitos de "tentativa de robo agravado en poblado y en banda y por el uso de arma" y "escalamiento".

El acusado fue detenido en horas del mediodía de este viernes después de un allanamiento que llevó adelante personal de la comisaría primera, cuyo personal identificó a la persona como una de los autores de la entradera después de diferentes labores investigativas.

En el domicilio del imputado también se avanzó con el secuestro de siete celulares, alhajas, cien gramos de "sustancia vegetal", 15 mil pesos, y 19 relojes de distintas marcas y modelos, según detallaron fuentes policiales a 0223.

Los otros dos cómplices, de 22 y 33 años, ya habían sido detenidos el mismo día de robo por los efectivos policiales que acudieron al lugar después de un llamado al 911 que hizo la hermana de la víctima. La Justicia, por lo tanto, intensifica las diligencias para tratar de dar con el cuarto delincuente involucrado.

El viernes pasado, cuatro hombres ingresaron por la terraza a una vivienda de Olazabal al 800 y sorprendieron a la mujer que se encontraba en su interior. Los hombres estaban armados y portaban una valija en la que metieron varios objetos de valor. A la propietaria de la casa, la amenazaron con un cuchillo y la ataron. En poco tiempo, la banda se hizo con plata, dos televisores, ropa, un celular, una netbook, una tablet y una play 4.

En una primera instancia, había intervenido en la causa el fiscal de Flagrancia, Eduardo Amavet, pero por las características y la gravedad del hechos se determinó el pase del expediente a la fiscalía de Moyano.

Compartir
Compartí esta nota