Tacos blancos

8 de Julio de 2021 18:06

Intentan determinar si un grupo de personas trans de la Zona Roja era víctima de trata

Compartir
Compartí esta nota
Compartir
Compartí esta nota

La investigación surge después de los múltiples allanamientos que se realizaron este jueves en Mar del Plata y que terminaron con cinco detenidos e importante secuestro de marihuana.

La Justicia Federal intenta determinar si un grupo de personas trans de la Zona Roja era víctimas de trata después de los múltiples allanamientos que se llevaron adelante este jueves en Mar del Plata y que culminaron con la detención de cinco personas y un importante secuestro de marihuana.

Desde el Ministerio Público Fiscal revelaron más detalles del amplio operativo que desplegaron agentes de la Policía Federal desde las ocho de la mañana en la ciudad y confirmaron que una de las hipótesis está vinculada a conductas que podrían constituir el delito de trata de personas.

"Podrían resultar víctimas personas, en su gran mayoría trans y de nacionalidad peruana, en la zona e inmediaciones de la avenida Luro entre avenida Jara y Champagnat", se indicó desde la fiscalía de Juan Manuel Portel, a través de un comunicado.

En total, fueron doce los allanamientos que se realizaron de manera simultáneos en distintos puntos de la ciudad. Se secuestraron más de 6 kilos de marihuana y cinco personas fueron detenidas.

La causa, según revelaron las autoridades federales, nace como un desprendimiento del caso conocido como “Tacos blancos”, que terminó con la condena de seis personas en un juicio abreviado y dos policías en un debate oral y público por el delito de comercio de estupefacientes-, pero también se sumaron denuncias realizadas en la línea 145, donde puede alertarse –de manera anónima- sobre el posible delito de trata de personas en todo el territorio nacional.

En el megaoperativo, la División Antidrogas de la Policía Federal, a cargo de Héctor Torres, también pudo avanzar con el secuestro de tres armas de fuego, municiones y vainas, una balanza, dinero en efectivo, celulares y documentación relevante para la pesquisa. El juez dispuso el secreto de sumario.

Las pruebas en la instrucción darían cuenta de la posible infracción a la ley de 23.737 por parte de una organización dedicada a la comercialización de estupefacientes.

Compartir
Compartí esta nota