Batán

6 de Septiembre de 2021 08:02

Denuncian que el hombre que atropelló y mató a una mujer en ruta 88 está libre y piden que vuelva a la cárcel

Compartir
Compartí esta nota
Compartir
Compartí esta nota
Los vecinos de Batán denuncian que Lugones "anda como si nada".

Roberto Lugones, hijo de un ex delegado de Batán, está imputado del delito de homicidio culposo. Los familiares de la víctima se sienten discriminados por ser bolivianos. "Me arruinó la vida", confió la pareja de Ana Karla Valdivia Vizcarra.

La muerte de Ana Karla Valdivia Vizcarra conmovió a la población Batán. La mujer de 31 años fue embestida por un automovilista sobre la ruta 88. A menos de dos semanas del siniestro fatal, familiares y amigos de la víctima denuncian que Roberto Lugones está libre y exigen que vuelva a la cárcel.

Vecinos de la localidad de General Pueyrredon se movilizaron el viernes pasado hasta la dependencia policial para cuestionar la libertad del conductor de 46 años que en la tarde del lunes 23 de agosto arrolló a la mujer boliviana a bordo de un Fiat Uno y escapó del lugar.

Juan Gabriel Puma, pareja de la mujer hace 18 años, aseguró que el automovilista salió en libertad bajo fianza a los pocos días y hoy circula sin restricciones por Batán. "Él anda como si nada. No puede ser que esté libre siendo un asesino al volante", apuntó a 0223.

El hombre indicó que Lugones es hijo de Roberto Lugones, un ex delegado de Batán durante la gestión de Elio Aprile, y denunció que proviene de una familia de "mucha influencia" que "puede comprar a la Policía y manipular a la gente". "Lugones es bien conocido por el padre", confió.

Puma explicó que el día del accidente había viajado hasta Mar del Plata para buscar su moto que había dejado en un taller. El hombre decidió retirar el vehículo aún estando averiado porque el mecánico le "daba vueltas" y cuando regresaba a su casa junto con Ana Karla sobre la ruta 88, a la altura del kilómetro 8, tuvo que frenar por un desperfecto mecánico.

Vecinos de Batán realizaron una protesta el viernes pasado para pedir justicia.

"Me orillé a la derecha como dos metros. Cuando estaba desahogando el carburador me roza la pierna y siento el golpe. La veo a mi esposa que vuela 15 metros. No me puedo sacar esa imagen de la cabeza. Le quise dar auxilio y tenía la cabeza destrozada", evocó Puma.

La pareja de la víctima confió que inmediatamente se lanzó sobre la ruta 88 para pedir ayuda a los vehículos que transitaban. Dos amigos suyos que pasaban por el lugar lo socorrieron y persiguieron a Lugones que se dio a la fuga a toda velocidad.

Además, reconoció que se siente discriminado por parte de la Justicia por pertenecer a la comunidad boliviana. "Quiero encontrar al culpable. Mi esposa estaba embarazada de un mes. No puede ser que no pueda haber justicia para nosotros", repudió.

"Lugones es un asesino al volante que mató a dos personas. Tengo mucho impotencia porque él está libre. Necesito que vaya preso y lo pague en la cárcel. Me arruinó la vida", concluyó el hombre.

Lugones - que fue interceptado en colectora, entre 9 y 44 - está imputado del delito de homicidio culposo. En la causa interviene el fiscal de Delitos Culposos Pablo Cistoldi.

Compartir
Compartí esta nota