Tras el último aumento a los docentes, escuelas privadas reclaman una nueva suba en las cuotas

Es luego que el gobierno provincial complete una suba salarial del 60% hasta fin de año a los estatales. Los establecimientos privados justifican su pedido porque aseguran que el 80% de los aranceles son para pagar a los trabajadores. 

Las subas fueron autorizadas tras la paritaria docente. Foto ilustrativa:0223

19 de Mayo de 2022 14:05

Por Redacción 0223

PARA 0223

A fines de abril el gobierno de la provincia de Buenos Aires autorizó nuevos topes arancelarios a las escuelas subvencionadas para los períodos de marzo (8,7%), julio (9,5%) y septiembre (11,6%). Esta diferencia ya comenzó a verse reflejada a comienzos de mayo en las facturas de los colegios privados a través de un retroactivo, que según cada colegio, dispuso pagar en 2 o más cuotas. Pero 10 días después y debido a las demandas de los gremios, que alertaban por el incesante ritmo inflacionario, el gobernador Axel Kicillof acordó una suba salarial hasta fin de año del 60%. 

Desde la Asociación de Institutos de Enseñanza Privada de la provincia de Buenos Aires (Aiepba),  en principio, justificaron el aumento de las cuotas de marzo, julio y septiembre, a las subas salariales que tuvieron los docentes privados, que fue del 45,5% -en 4 tramos-  y adelantaron que podría haber un nuevo incremento en los próximos meses, tras el anunció de la provincia de subir los sueldos un 20% más.

“Cada vez que hay aumentos a los docentes, tenemos que ver los aranceles, porque es directa esa proporción: cuando aumentan los salarios, deben aumentar los aranceles. El 80% de un arancel corresponde a los salarios del personal. De los 6.200 colegios de gestión privada que hay en la provincia, unos 4.300 tienen subvención estatal. Y en esa proporción, también está Mar del Plata. La subvención estatal no abarca a toda la planta, porque lo que es maestranza, administrativos, y docentes extraprogramáticos no se subvencionan”, afirmó a 0223, el secretario ejecutivo de Aiepba, Martín Zurita.

“Luego de las paritarias que cerraron en más de un 40%, recién a los dos meses se permitió que la Comisión de Aranceles se reúna y nos dieron el 7,8% en mayo y el retroactivo de 2 a 8 cuotas, dependiendo de cada escuela. Ese atraso repercute en las familias, que deben desembolsar dinero de golpe por el retroactivo”, razonó el directivo de Aiepba.

En ese marco, Zurita razonó que luego que se conoció la decisión de la Provincia por una nueva suba a los trabajadores de la educación, se pidió una reunión con la Comisión de Aranceles para que las paritarias se trasladen a la cuota mensual. "Este nuevo aumento nos sorprendió, por lo cual estamos pidiendo que se reúna la Comisión de Aranceles", adelantó.

Y agregó: “No es agradable comunicar esto a las familias en medio de esta situación complicada que está viviendo el país, por la cuestión inflacionaria. Los precios van aumentando y esta incidencia también es fuerte en los sueldos que las escuelas", completó Zurita.

 

 

 

 

Comentarios de usuarios de Facebook