Inmovilizaron en Ezeiza un avión venezolano y le retuvieron el pasaporte a cinco tripulantes iraníes | 0223

Inmovilizaron en Ezeiza un avión venezolano y le retuvieron el pasaporte a cinco tripulantes iraníes

La aeronave tiene bandera venezolana, pero pertenecía a una empresa iraní que fue sancionada por Estados Unidos. El gigantesco carguero debió aterrizar en Córdoba por la niebla, pero luego voló hacía Buenos Aires con el transponder apagado.

Un avión venezolano está demorado en Ezeiza y se les retuvo el pasaporte a cinco tripulantes iraníes.

12 de Junio de 2022 16:35

Por Redacción 0223

PARA 0223

Una aeronave de la empresa venezolana Emtrasur, sobre la que pesa una sanción de Estados Unidos, está bajo la lupa tras haber sido retenida en el aeropuerto internacional de Ezeiza. Llevaba a bordo 12 personas de nacionalidad venezolana y 5 iraníes, a quienes se les secuestró el pasaporte.

Según replicó la agencia de noticias DIB, el Gobierno informó que el Boeing 47 Dreamliner había sido detenido en el aeropuerto luego de que diputados de la oposición preguntaran por las maniobras del avión que voló entre Buenos Aires y Córdoba con el transponder apagado, como si no quisiera ser localizado.

La aeronave había aterrizado el lunes pasado en el aeropuerto de Córdoba, afectado por la neblina que azotaba a la Ciudad de Buenos Aires. Sin embargo, una vez arribado en Ezeiza, fue recibido por la Policía de Seguridad Aeroportuaria (PSA), la Aduana, la Policía Federal y la Dirección de Migraciones. Se informó que las fuerzas llevaron a cabo el procedimiento por una información que fue suministrada por inteligencia de varias agencias mundiales.

Las preguntas fueron realizadas por Gerardo Milman y otros diputados de la oposición en un pedido de informes presentado en la Cámara baja con destino al Poder Ejecutivo. De las preguntas de Milman se desprende que la aeronave habría sido propiedad de la empresa iraní sancionada por EE.UU., Mahan Air, que luego —en enero de este año— lo habría transferido a la empresa estatal venezolana Conviasa, en su versión “cargo”, es decir, Emtrasur.

Si bien en un primer momento se sospechaba que la nave podía llevar armas, fuentes oficiales confirmaron que “transportaba autopartes para una empresa automotriz. Los agentes de seguridad revisaron la carga varias veces, pero no se encontró nada extraño y fue liberada.

Pese a ello, las cinco personas con nacionalidad iraní fueron retenidas por presuntos nexos con las Fuerzas Quds, que responden a los Cuerpos de la Guardia Revolucionaria Islámica, especializada en guerra asimétrica además de operaciones de inteligencia militar.

En 2011 ocurrió un hecho similar, cuando un avión militar de los Estados Unidos fue demorado también en Ezeiza. En aquella ocasión, tras una denuncia del Gobierno de la entonces presidenta Cristina Kirchner, el avión en cuestión, un C-17 de la Fuerza Aérea norteamericana, había intentado traficar armas y equipos de espionaje simulando el accionar de un curso de entrenamiento policial.