0223.com.ar
Exterminal: “Se la dieron a una persona muy acomodada con el gobierno”, dijo Pelli

Exterminal: “Se la dieron a una persona muy acomodada con el gobierno”, dijo Pelli

Por Redacción 0223

por Carlos Walker

César Pelli visitó Mar del Plata. En un tramo de una conferencia  organizada por el Colegio de Arquitectos de esta ciudad, el reconocido arquitecto habló brevemente sobre el cuestionado proceso que se llevó adelante para la concesión del predio de la vieja terminal de ómnibus.

Al iniciar su disertación, Pelli realizó un recuento sobre sus trabajos en el amanecer de su extensa carrera. Puntualmente, habló de un proyecto en Austria. Dijo que había ganado el concurso pero finalmente no llevó adelante la obra. “Se la dieron a una persona que estaba muy acomodada con el gobierno de Austria de esa época, muy parecido a lo de aquí”, afirmó Pelli en obvia alusión a la privatización del predio de la vieja terminal de ómnibus de Mar del Plata. Esas palabras despertaron las sonrisas y los aplausos de los arquitectos presentes en un salón del Hotel Nuevo Ostende

En otro tramo de la conferencia, Pelli admitió que “me quedé con  ganas” de llevar adelante la obra de la vieja terminal que quedó finalmente en manos de una empresa ligada con el empresario Florencio Aldrey Iglesias. Si bien, ante la consulta de 0223, manifestó: “Me alegró mucho que haya una obra en construcción en ese lugar. Lo peor de todo era que quedara ese espacio vacío, eso era terrible para el vecindario”.


“Tú te has equivocado de socios”

El Candidato, Vida Pública y Privada de Daniel Scioli”, es la primera biografía no autorizada sobre el gobernador bonaerense, que recorre las distintas facetas de su protagonista. La primera de ellas aborda el “capitalismo de amigos” de Scioli: los negocios con el empresario Aldrey Iglesias.

“Pulti les había prometido a los empresarios que si le traían a César Pelli a Mar del Plata les daría la llave de la Ciudad. Pero luego, cuando el negocio se desmoronó, admitió su error ante uno de ellos: - Me equivoqué. ¿Sabes lo que es tener todos los días la tapa del diario La Capital en tu contra”, así se revela en el libro escrito por el periodista Mariano Confalonieri.  

Al comenzar el Capítulo 1, se señala: “Fue una tarde calurosa de enero. En una suite del Hotel Hermitage de Mar del Plata, sentados en dos sillones, estaban el gobernador de la provincia de Buenos Aires, Daniel Scioli; el intendente de la ciudad, Gustavo Pulti, el empresario español, Francisco ‘Paco’ Roig y el publicista marplatense Roberto Fiocca. Florencio Aldrey Iglesias, dueño del lujoso edificio en el que se desarrollaba el encuentro, era el anfitrión”.

Según se afirma en el trabajo periodístico, la reunión “la había convocado Scioli para acercar al Grupo Corporativo Roig con Iglesias. Los dos competían por quedarse con la obra para restaurar la vieja terminal de micros de la ciudad. Pero Roig corría con ventajas técnicas en relación a su oponente: ponía al frente del proyecto al arquitecto tucumano César Pelli”.

“Iglesias, en cambio, era un empresario poderoso en Mar del Plata, pero no en el resto del mundo. Poseía, sí, la invalorable amistad de Scioli. La presencia de Pelli y los lazos de Fiocca con un sector del kirchnerismo era un escollo para el gobernador: aunque, en rigor, quería deshacerse de ellos para dejarle servicio en bandeja el negocio de Aldrey, optó por buscar un acuerdo entre las partes”, se añade.

A renglón seguido, se describe que el titular del Multimedios La Capital se acercó a la ventana, corrió las cortinas, desde donde se apreciaba una vista panorámica de Mar del Plata, y llamó a Roig para decirle: “Mira hacia afuera, ¿ya ves, Paco? Todo esto que ves acá es mío. Tú te has equivocado de socios”.

A los pocos minutos, se volvieron a sentar. Iglesias dirigió la mirada hacia Scioli y Pulti y les exigió, con el dedo en alto. “Tú y tú se levantan y se van, no tienen nada que hacer en esta reunión”. Para el asombro de Paco Roig, el gobernador y el intendente obedecieron.

Confalonieri recalca que “el empresario quedó horrorizado con semejante muestra de poder. Más tarde la confesaría a Fiocca: ‘Roberto, te quiero mucho. Pero he hecho negocio en todas partes del mundo y nunca he visto que un empresario diera órdenes a un alcalde y a un gobernador’. Roig se tomó un avión rumbo a España y jamás volvió. Aldrey Iglesias obtuvo lo que quería”. 

Además, el periodista indica que “los socios de la agencia News, que integraba Fiocca, habían traído a Roig y Pelli, pero se habían topado con la influencia que Iglesias tenía con Scioli. Desde entonces, habían entrado en guerra con Aldrey, con el intendente y el gobernador. Hasta que el municipio les asestó un golpe financiero: prohibió la cartelería en la vía pública. Fiocca denunció amenazas de muerte y se fue a vivir varios meses a Miami con su familia. En el entorno del empresario dicen que tanto la prohibición de la cartelería como las amenazas fueron orquestadas por Iglesias. ‘Levantó el teléfono, habló con Scioli, y le dijo que ninguno de nosotros podía tener trabajo en la provincia de Buenos Aires. Eso se cumplió’, contó uno de ellos”. 



Comentarios de usuarios de 0223
Comentarios de usuarios de facebook

Exterminal: “Se la dieron a una persona muy acomodada con el gobierno”, dijo Pelli

César Pelli estuvo en Mar del Plata y habló sobre el proyecto de la vieja terminal. Foto: 0223.

por Carlos Walker

César Pelli visitó Mar del Plata. En un tramo de una conferencia  organizada por el Colegio de Arquitectos de esta ciudad, el reconocido arquitecto habló brevemente sobre el cuestionado proceso que se llevó adelante para la concesión del predio de la vieja terminal de ómnibus.

Al iniciar su disertación, Pelli realizó un recuento sobre sus trabajos en el amanecer de su extensa carrera. Puntualmente, habló de un proyecto en Austria. Dijo que había ganado el concurso pero finalmente no llevó adelante la obra. “Se la dieron a una persona que estaba muy acomodada con el gobierno de Austria de esa época, muy parecido a lo de aquí”, afirmó Pelli en obvia alusión a la privatización del predio de la vieja terminal de ómnibus de Mar del Plata. Esas palabras despertaron las sonrisas y los aplausos de los arquitectos presentes en un salón del Hotel Nuevo Ostende

En otro tramo de la conferencia, Pelli admitió que “me quedé con  ganas” de llevar adelante la obra de la vieja terminal que quedó finalmente en manos de una empresa ligada con el empresario Florencio Aldrey Iglesias. Si bien, ante la consulta de 0223, manifestó: “Me alegró mucho que haya una obra en construcción en ese lugar. Lo peor de todo era que quedara ese espacio vacío, eso era terrible para el vecindario”.


“Tú te has equivocado de socios”

El Candidato, Vida Pública y Privada de Daniel Scioli”, es la primera biografía no autorizada sobre el gobernador bonaerense, que recorre las distintas facetas de su protagonista. La primera de ellas aborda el “capitalismo de amigos” de Scioli: los negocios con el empresario Aldrey Iglesias.

“Pulti les había prometido a los empresarios que si le traían a César Pelli a Mar del Plata les daría la llave de la Ciudad. Pero luego, cuando el negocio se desmoronó, admitió su error ante uno de ellos: - Me equivoqué. ¿Sabes lo que es tener todos los días la tapa del diario La Capital en tu contra”, así se revela en el libro escrito por el periodista Mariano Confalonieri.  

Al comenzar el Capítulo 1, se señala: “Fue una tarde calurosa de enero. En una suite del Hotel Hermitage de Mar del Plata, sentados en dos sillones, estaban el gobernador de la provincia de Buenos Aires, Daniel Scioli; el intendente de la ciudad, Gustavo Pulti, el empresario español, Francisco ‘Paco’ Roig y el publicista marplatense Roberto Fiocca. Florencio Aldrey Iglesias, dueño del lujoso edificio en el que se desarrollaba el encuentro, era el anfitrión”.

Según se afirma en el trabajo periodístico, la reunión “la había convocado Scioli para acercar al Grupo Corporativo Roig con Iglesias. Los dos competían por quedarse con la obra para restaurar la vieja terminal de micros de la ciudad. Pero Roig corría con ventajas técnicas en relación a su oponente: ponía al frente del proyecto al arquitecto tucumano César Pelli”.

“Iglesias, en cambio, era un empresario poderoso en Mar del Plata, pero no en el resto del mundo. Poseía, sí, la invalorable amistad de Scioli. La presencia de Pelli y los lazos de Fiocca con un sector del kirchnerismo era un escollo para el gobernador: aunque, en rigor, quería deshacerse de ellos para dejarle servicio en bandeja el negocio de Aldrey, optó por buscar un acuerdo entre las partes”, se añade.

A renglón seguido, se describe que el titular del Multimedios La Capital se acercó a la ventana, corrió las cortinas, desde donde se apreciaba una vista panorámica de Mar del Plata, y llamó a Roig para decirle: “Mira hacia afuera, ¿ya ves, Paco? Todo esto que ves acá es mío. Tú te has equivocado de socios”.

A los pocos minutos, se volvieron a sentar. Iglesias dirigió la mirada hacia Scioli y Pulti y les exigió, con el dedo en alto. “Tú y tú se levantan y se van, no tienen nada que hacer en esta reunión”. Para el asombro de Paco Roig, el gobernador y el intendente obedecieron.

Confalonieri recalca que “el empresario quedó horrorizado con semejante muestra de poder. Más tarde la confesaría a Fiocca: ‘Roberto, te quiero mucho. Pero he hecho negocio en todas partes del mundo y nunca he visto que un empresario diera órdenes a un alcalde y a un gobernador’. Roig se tomó un avión rumbo a España y jamás volvió. Aldrey Iglesias obtuvo lo que quería”. 

Además, el periodista indica que “los socios de la agencia News, que integraba Fiocca, habían traído a Roig y Pelli, pero se habían topado con la influencia que Iglesias tenía con Scioli. Desde entonces, habían entrado en guerra con Aldrey, con el intendente y el gobernador. Hasta que el municipio les asestó un golpe financiero: prohibió la cartelería en la vía pública. Fiocca denunció amenazas de muerte y se fue a vivir varios meses a Miami con su familia. En el entorno del empresario dicen que tanto la prohibición de la cartelería como las amenazas fueron orquestadas por Iglesias. ‘Levantó el teléfono, habló con Scioli, y le dijo que ninguno de nosotros podía tener trabajo en la provincia de Buenos Aires. Eso se cumplió’, contó uno de ellos”. 



Conectar
Crear cuenta
Redimensionar