RADIO
EN VIVO
imagen

General alvarado

19 de Mayo de 2015 11:25

Mató a una nena con un camión municipal y ni siquiera le sacaron el registro

La marcha por Antonella en 2014, a un año del fatal desenlace. (Foto elrecado.net)

Antonella Rivero de 5 años fue atropellada en mayo de 2013. El fiscal impulsa una probation para resolver el caso y la madre de la niña lo criticó. "Pensé que estaba del lado de las víctimas".

La historia de Antonella Rivero se encuentra desbordada por la tristeza. Aquella niña de 5 años que murió atropellada en las calles de Miramar, tiene a su familia en vilo detrás del objetivo de conseguir justicia. A pocos días de cumplirse dos años de su fallecimiento -el hecho ocurrió el 22 de mayo de 2013-, su mamá, Natalia Parodi, afronta las diferentes instancias tribunalicias y critica el accionar del fiscal de la causa, Pablo Cistoldi.

El viernes 15 de mayo, Parodi se reunió junto a su abogada, María Adelina Martorella, con el juez que entiende en el caso y con el fiscal. Según explicó, Cistoldi pidió una probatión para el chofer del camión, Juan Carlos Peralta. La indignación de la mamá de Antonella se basa en la postura que tomó el fiscal que pidió tres únicos castigos: que el imputado fije un domicilio, que visite el Patronato de Liberados y que realice un curso de manejo”.

En diálogo con 0223, Rivero contó los pormenores de ese encuentro: “Cuando lo escuchaba decir eso, la miraba a mi abogada y pensaba: ¿él no se tiene que poner del lado de nosotras? ¿Ni siquiera pedir de sacarle el registro? Por lo menos por unos cuantos años. Sabemos que no irá preso con las leyes que hay. De legislación no sé nada, pero tenía entendido que un fiscal está del lado de las víctimas”, expresó entre el dolor y una preocupación indisimulable.

Según detalló la madre de Antonella, Cistoldi se excusó en afirmar que “no hubo intencionalidad” y aseguró que “sólo fue un segundo de no mirar por el espejo”.

“La pericia accidentológica nos dio a favor de nosotros y las condiciones irregulares en las que circulaba el camión también. Hasta los compañeros de Peralta declararon que se podían negar a subir al camión cuando el imputado dijo que lo hizo porque lo amenazaron con que lo podían despedir. Según sus compañeros, el castigo a lo sumo era que no podían volver a manejar otro vehículo municipal”, detalló Rivero. 

A la espera de la determinación del juez, que debería conocerse esta misma semana, la mamá de Antonella se trasladará en pocos días a Mar del Plata para conocer los avances de la otra causa que se armó en paralelo tras lo acontecido con la niña. Esa otra denuncia penal, motivada en los graves entretelones municipales antes mencionados, se presentó contra el intendente de Miramar en ese entonces, Patricio Hogan, ahora senador bonaerense.

En la intervención que realiza al respecto la Unidad Fiscal Nº10 de Mar del Plata, se le imputa al dirigente del Frente Renovador “no haber cumplido con las obligaciones impuestas por la Ley Orgánica de Municipalidades (Decreto-Ley 6769/58) relacionadas con el mantenimiento, conservación, protección y preservación del parque automotor municipal; y haber permitido, posibilitado, consentido y/o tolerado que vehículos municipales transiten por el ejido urbano de la ciudad de Miramar teniendo expresas prohibiciones legales de circulación”.