Deuda de pami con farmacias

12 de Diciembre de 2017 16:59

Tiene parálisis cerebral, Pami le cortó las prestaciones y su familia le mandó una carta a Macri

Compartir
Compartí esta nota
Compartir
Compartí esta nota

El 30 de noviembre pasado, Nora, la mamá de Pablo Gorospe, un marplatense de 44 años que es cuadripléjico, recibió un llamado del Pami con la peor de las noticias. Desesperados, le escribieron a Macri, a Michetti y a Marcos Peña.

En el año 1999, el marido de Nora Parlavecchio sufrió un accidente automovilístico y falleció. La tragedia impactó de lleno no sólo en su vida y en la de su familia, lo hizo particularmente en la de su hijo, Pablo Gabriel Gorospe, de actuales 44 años y con parálisis cerebral de nacimiento.

Pese a que la justicia lo obliga, Pami no entrega una silla de ruedas motorizada a un marplatense

Entre ambos, se encargaron de cuidarlo y asistirlo a lo largo del tiempo. Pablo es cuadripléjico, es el más grande de tres hermanos y prácticamente toda su existencia la pasó postrado en sillas de rueda. El 30 de noviembre pasado Nora recibió un llamado del Pami en Mar del Plata para que se presentara en la delegación local, de modo urgente, a fin de llevar diversos papeles debido a que las prestaciones que recibía su hijo estaban en riesgo de ser cortadas.  

Fue en la misma semana cuando la mamá de Pablo llevó todo y se le informó de que por una nueva disposición, su hijo ya no contaría más con las asistencias de diversos especialistas, indispensables para que pueda tener una mínima calidad de vida. De un día para el otro, enfermeras, kinesiólogos, terapistas y fonaudiólogos, entre otros profesionales, dejaron de verlo. Y la desesperación de la familia no tardó en estallar.

“Le dijeron a mi madre que esas prestaciones de ahora en más se brindarían sólo a personas que estén postradas en una cama. Y entonces nos preguntamos, ¿no es lo mismo que Pablo esté postrado todo el día pero en una silla de ruedas? ¿cuál es la diferencia?” planteó María Florencia Gorospe, una de sus hermanas, en diálogo con 0223.

“Les dijimos que vayan a verlo, antes de sacarle nada, tendrían que haberlo hecho, porque es totalmente comprobable lo que vive mi hermano. Nos duele que se tomen medidas sin analizar cada caso, cada historia en particular. Para él esa asistencia es fundamental”, expresó la mujer, desde Neuquén, donde vive y trabaja e intenta ayudar a su hermano y a su madre.

Trabajadores del Pami “de luto” por la falta de prestaciones médicas a jubilados

La búsqueda de mejorar la vida de Pablo llevó a María Florencia a intentar contactar, por ahora sin respuesta alguna, a los funcionarios del gobierno nacional. “Le mandé un correo a Macri, una carta, le dejé un mensaje al Facebook, le escribí a Gabriela Michetti, también a Marcos Peña, nada obtuvimos, por eso recurrimos a los medios”, concluyó, notoriamente angustiada.