General alvarado

26 de Diciembre de 2017 11:10

Conmoción en Otamendi: “Acá puede ingresar cualquier persona, por cualquier lado y a cualquier hora”

Compartir
Compartí esta nota
Compartir
Compartí esta nota

El cementerio de Otamendi, en agosto pasado, inundado.

Así lo afirmó la fiscal Ana María Caro respecto a lo que se vive en el cementerio municipal de esa localidad, en plena investigación por la desaparición del cuerpo del bebé el fin de semana pasado. Continúan las labores de rastrillaje.

Gran conmoción en la localidad de Nicanor Otamendi luego de la desaparición del cuerpo de Ciro, un bebé de catorce meses que falleció semanas atrás producto de una neumonía y que desapareció del cajón en el que se hallaba depositado en el cementerio municipal a la espera de un nicho en donde darle sepultura final.

Fueron a llevarle flores a su bebé al cementerio de Otamendi y el cuerpo no estaba en el cajón

En diálogo con 0223, la fiscal a cargo de la investigación, Ana María Caro, confirmó que pasadas las primeras 48 horas de rastrillajes, no hay novedades sobre el cadáver del pequeño. “Continuamos con la búsqueda con perros, en la zona de arroyos, campos aledaños, con gomones y el apoyo de drones” detalló la funcionaria judicial.

“Primero se hizo un rastrillaje a pie, con apoyo de bomberos, desde el mismo sábado 24 en que la familia denunció la desaparición. Y este martes, incluso, se incorporará personal de Caballería, para poder abarcar una mayor extensión. Es muy amplio el distrito de General Alvarado”, precisó Caro en relación a las dimensiones que requieren las tareas a realizar.

En esa línea, la fiscal confirmó también que “los relevamientos vecinales para dar con algún testigo han dado negativo” y explicó:  “El cementerio se halla ubicado en una zona semirural, es realmente difícil que alguien haya podido ver algo”.

Concentración en Otamendi por la desaparición del cuerpo del bebé

Consultada por los antecedentes cercanos en el tiempo, tras la aparición del cuerpo de un bebé que había sido retirado del mismo cementerio en marzo pasado, Caro afirmó: “No podemos ni si quiera determinar si se trataría de las mismas personas. Este lugar no cuenta con seguridad. No está cerrado el cementerio. Acá puede ingresar cualquier persona, por cualquier lado y a cualquier hora. Ya pedí los informes para saber si existe alguna guardia nocturna, pero por lo que averiguamos, cuando el personal municipal se retira de su trabajo, aquí no queda nadie”, describió.

Así quedó el cementerio de Otamendi luego de las lluvias

Tras reunirse con la familia y dar intervención al Centro Provincial de Contención las Víctimas, la representante del Ministerio Público Fiscal recordó que este tipo de causas quedan calificadas como contravención a la ley nº8031. “Esa es la única figura, profanación de cadáver. La investigación no es por averiguación de ilícito, lo que no quita que pueda haber otro delito conexo”, aclaró.

Compartir
Compartí esta nota