0223.com.ar
"Identificar el hostigamiento policial es esencial para que la sociedad pueda ejercer sus derechos"

"Identificar el hostigamiento policial es esencial para que la sociedad pueda ejercer sus derechos"

Por Redacción 0223

El juez de Garantías, Juan Tapia, habló sobre los cacheos en la Plaza Rocha y la toma de fotografías en la plaza de la Piloto a jóvenes murgueros. Explicó que esas prácticas sólo deben realizarse con una orden judicial.

El fin de semana pasado dos agrupaciones murgueras de Mar del Plata denunciaron casos de abuso policial por parte de efectivos de la Bonaerense: cacheos a menores en la Plaza Rocha y la toma de fotografías en la plaza de la Piloto. Frente a esta situación, el juez de Garantías, Juan Tapia dialogó con 0223 sobre la importancia de identificar a estas prácticas de hostigamiento policial "para que la sociedad pueda ejercer sus derechos".

"Es importante identificar y denunciar esas prácticas de hostigamiento, porque invisibilizarlas genera las condiciones para que luego aparezca el uso letal de la fuerza y se trasformen en prácticas mucho más complejas como puede ser un caso de gatillo fácil o desaparición forzada", explicó el magistrado en referencia a acciones injustificadas realizadas en la vía pública como pedidos de documentación o cacheos no autorizados.

Leer más: "Murgueros denuncian dos casos de abuso policial"

En el caso de una requisa, Tapia indicó que "sólo debe ser practicada cuando es ordenada por un juez de garantías a pedido de un fiscal y cuando hay razones de que esa persona lleve algo vinculado a un delito en sus pertenencias". Sin orden judicial y sin relación con un delito, es hostigamiento policial.

Por ese motivo, lo principal y el primer paso en estos casos es que los jóvenes, las agrupaciones y la sociedad en general "conozcan sus derechos -especialmente cuando quien se coloca en función de violarlos es un funcionario del Estado- para poder ejercerlos y a partir de eso organizar acciones colectivas".

Se refirió así a un Habeas Corpus frente a una privación ilegitima de la libertad, un Habeas Data frente a una obtención de fotografías o datos sensibles personales, o bien una denuncia penal. 

"Las murgas y los espacios culturales son las actividades que deberían ser fomentadas por el Estado en miras a evitar que muchos jóvenes puedan verse captados por redes de criminalidad y puedan encontrar en esos lugares los ámbitos de contención", reflexionó Tapia.

 

 

 

 

 

 

 

Comentarios de usuarios de 0223
Comentarios de usuarios de facebook

"Identificar el hostigamiento policial es esencial para que la sociedad pueda ejercer sus derechos"

El juez de Garantías, Juan Tapia, habló sobre los cacheos en la Plaza Rocha y la toma de fotografías en la plaza de la Piloto a jóvenes murgueros. Explicó que esas prácticas sólo deben realizarse con una orden judicial.

El fin de semana pasado dos agrupaciones murgueras de Mar del Plata denunciaron casos de abuso policial por parte de efectivos de la Bonaerense: cacheos a menores en la Plaza Rocha y la toma de fotografías en la plaza de la Piloto. Frente a esta situación, el juez de Garantías, Juan Tapia dialogó con 0223 sobre la importancia de identificar a estas prácticas de hostigamiento policial "para que la sociedad pueda ejercer sus derechos".

"Es importante identificar y denunciar esas prácticas de hostigamiento, porque invisibilizarlas genera las condiciones para que luego aparezca el uso letal de la fuerza y se trasformen en prácticas mucho más complejas como puede ser un caso de gatillo fácil o desaparición forzada", explicó el magistrado en referencia a acciones injustificadas realizadas en la vía pública como pedidos de documentación o cacheos no autorizados.

Leer más: "Murgueros denuncian dos casos de abuso policial"

En el caso de una requisa, Tapia indicó que "sólo debe ser practicada cuando es ordenada por un juez de garantías a pedido de un fiscal y cuando hay razones de que esa persona lleve algo vinculado a un delito en sus pertenencias". Sin orden judicial y sin relación con un delito, es hostigamiento policial.

Por ese motivo, lo principal y el primer paso en estos casos es que los jóvenes, las agrupaciones y la sociedad en general "conozcan sus derechos -especialmente cuando quien se coloca en función de violarlos es un funcionario del Estado- para poder ejercerlos y a partir de eso organizar acciones colectivas".

Se refirió así a un Habeas Corpus frente a una privación ilegitima de la libertad, un Habeas Data frente a una obtención de fotografías o datos sensibles personales, o bien una denuncia penal. 

"Las murgas y los espacios culturales son las actividades que deberían ser fomentadas por el Estado en miras a evitar que muchos jóvenes puedan verse captados por redes de criminalidad y puedan encontrar en esos lugares los ámbitos de contención", reflexionó Tapia.

 

 

 

 

 

 

 

Conectar
Crear cuenta
Redimensionar