0223.com.ar
Buscan que instructores de grupos de running paguen al municipio por usar plazas y la costa

Buscan que instructores de grupos de running paguen al municipio por usar plazas y la costa

Por Redacción 0223

Además se exigirá que tengan conocimiento en primeros auxilios y RCP. Deberán tramitar un permiso emitido por el Emder para poder coordinar actividades físicas en espacios públicos y al aire libre.

Ante la gran cantidad de grupos de personas que realizan actividad física en lugares públicos y al aire libre en Mar del Plata, el concejal de Agrupación Atlántica PRO, Guillermo Volponi, consideró necesario “establecer medidas de seguridad y control” sobre la actividad.

A través de un proyecto de ordenanza, el edil advirtió que “no se ejerce  ningún tipo de control por parte del Estado sobre la capacitación y/ preparación de los preparadores físicos” que trabajan en plazas o en la costanera, por ejemplo; a diferencia de lo que sucede en los gimnasios, que deben contar con habilitación municipal, tasa de seguridad e higiene e, incluso, su titular debe abonar distintos costos por realizar la actividad.

En ese sentido, advirtió sobre la necesidad de regular las prácticas deportivas comerciales al aire libre, lo cual implicaría establecer “un ordenamiento del uso de los espacios públicos y medidas de seguridad”, además de la creación de un registro de grupos de entrenamiento físico y entrenadores físicos personales, con el objetivo de “garantizar la aptitud profesional de los instructores y de sus conocimientos en primeros auxilios y reanimación cardio pulmonar”.

La iniciativa también establece que los preparadores físicos deberán contratar un servicio de emergencias médicas y, para poder trabajar, deberán acceder a una credencial de habilitación extendida por el Emder, que caducará por vencimiento, muerte del titular o incumplimiento de la ordenanza. Por ese permiso, los instructores deberán abonar lo dispuesto en la ordenanza fiscal aprobada semanas atrás en el Concejo Deliberante.

Al mismo tiempo, los instructores deberán exigir a sus alumnos un certificado de aptitud física y no dañar los espacios públicos en donde realicen sus clases. En  caso de incumplir  con esto último, podrían pagar multas de entre 3.500 y 11000 pesos.

Comentarios de usuarios de 0223
Comentarios de usuarios de facebook

Buscan que instructores de grupos de running paguen al municipio por usar plazas y la costa

Además se exigirá que tengan conocimiento en primeros auxilios y RCP. Deberán tramitar un permiso emitido por el Emder para poder coordinar actividades físicas en espacios públicos y al aire libre.

Ante la gran cantidad de grupos de personas que realizan actividad física en lugares públicos y al aire libre en Mar del Plata, el concejal de Agrupación Atlántica PRO, Guillermo Volponi, consideró necesario “establecer medidas de seguridad y control” sobre la actividad.

A través de un proyecto de ordenanza, el edil advirtió que “no se ejerce  ningún tipo de control por parte del Estado sobre la capacitación y/ preparación de los preparadores físicos” que trabajan en plazas o en la costanera, por ejemplo; a diferencia de lo que sucede en los gimnasios, que deben contar con habilitación municipal, tasa de seguridad e higiene e, incluso, su titular debe abonar distintos costos por realizar la actividad.

En ese sentido, advirtió sobre la necesidad de regular las prácticas deportivas comerciales al aire libre, lo cual implicaría establecer “un ordenamiento del uso de los espacios públicos y medidas de seguridad”, además de la creación de un registro de grupos de entrenamiento físico y entrenadores físicos personales, con el objetivo de “garantizar la aptitud profesional de los instructores y de sus conocimientos en primeros auxilios y reanimación cardio pulmonar”.

La iniciativa también establece que los preparadores físicos deberán contratar un servicio de emergencias médicas y, para poder trabajar, deberán acceder a una credencial de habilitación extendida por el Emder, que caducará por vencimiento, muerte del titular o incumplimiento de la ordenanza. Por ese permiso, los instructores deberán abonar lo dispuesto en la ordenanza fiscal aprobada semanas atrás en el Concejo Deliberante.

Al mismo tiempo, los instructores deberán exigir a sus alumnos un certificado de aptitud física y no dañar los espacios públicos en donde realicen sus clases. En  caso de incumplir  con esto último, podrían pagar multas de entre 3.500 y 11000 pesos.

Conectar
Crear cuenta
Redimensionar