Mar del plata

1 de Junio de 2018 11:23

Playa Chica: comenzaron a demoler el balneario para dejar un espacio verde

Compartir
Compartí esta nota
Compartir
Compartí esta nota

La construcción, que se derrumbará por completo, se encontraba hace años en completo estado de abandono. En el lugar no se volverá a levantar ninguna edificación.  

Este viernes por la mañana comenzaron los trabajos de demolición de las instalaciones de la Unidad Turística Fiscal Playa Chica, ubicada en Boulevard Marítimo Patricio Peralta Ramos entre las calles Castelli y Gascón. 

 

El balneario se encontraba en completa situación de abandono y mal estado de conservación, por lo que era posible el colapso de los sectores más comprometidos.

Leer más: "Se viene el verano y Playa Chica sigue abandonada"

"Hace años que estaba abandonado y corría riesgo para la gente que pasaba por ahí", explicó en diálogo con 0223 el subsecretario de Seguridad, Marcelo Lencina, quien estuvo presente en el inicio de las obras. En cuanto al tiempo que llevarán, el referente local señaló que será "durante varios días".

Tal como señaló Lencina, en el lugar no se volverá a levantar ninguna edificación, sino que "funcionará un espacio verde para que la gente lo disfrute". 

La demolición se había anunciado en enero de este año tras la decisión de "preservar la vida de la gente y el ordenamiento costero".

Dentro de la UTF Playa Chica existen dos construcciones  que al día de la fecha se encuentran abandonadas, en mal estado de conservación  y sin ningún tipo de elementos de seguridad que impidan el colapso de los sectores más comprometidos.

Por un lado, está el sector de restaurante y salón de fiestas y por otro, el edificio donde funciono un resto-bar. Al encontrarse en un sitio frente  a condiciones de exposición climática tan severas, los daños en los elementos estructurales y resto del edificio ocurren a gran velocidad y dado al mal estado en que se encuentra, el deterioro es aún más rápido, con lo cual no se puede garantizar por mucho tiempo más su estabilidad.

 

Primeramente se procederá al desmantelamiento de todos los muros. Se evitará ampliar las áreas colapsadas y se trabajará con herramientas aprobadas por la Inspección. Los materiales se retirarán del lugar conforme avancen las tareas. No se permitirá la destrucción o alteración de ningún material o sistema constructivo original sin autorización escrita de la inspección.

La contratista estará obligada a efectuar limpieza constante de escombros u otros elementos en veredas y calle. Se efectuará la demolición total de cubierta, mamposterías, incluyendo sus instalaciones complementarias, y corte de los servicios que pudieran estar conectados a las mismas, pisos, contrapisos y cimientos. El plazo total previsto para la obra es de 60 días.

 

 

 

 

 

Compartir
Compartí esta nota