Cómo operaba la secta del “Gurú del Yoga”, la banda que captaba y esclavizaba mujeres en el hotel City | 0223

Cómo operaba la secta del “Gurú del Yoga”, la banda que captaba y esclavizaba mujeres en el hotel City

El líder de la banda, de 72 años, era conocido como el “Gurú del Yoga”. Los otros detenidos son una mujer de 66 años, y dos hombres de 72 y 39. Captaban a personas de bajos recursos y los explotaban laboral y sexualmente.

5 de Julio de 2018 19:49

Por Redacción 0223

PARA 0223

La Justicia avanza en la investigación sobre los cuatro detenidos acusados de conformar una secta bajo la fachada del Hotel City, dedicada a la trata de personas, explotación laboral y posibles abusos sexuales.

El líder de la banda, un  hombre de 72 años conocido como el “Gurú del Yoga”, fue detenido el miércoles en un operativo llevado a cabo en el Hotel, ubicado en la Diagonal Alberdi al 2500, en pleno centro de Mar del Plata.

Además quedaron aprehendidos a disposición de la justicia otro hombre de 72 años, uno de 39 y una mujer de 66 años. Dos de los acusados son de nacionalidad argentina y los otros, venezolanos.

Los detenidos permanecen alojados en la sede de la Policía Federal, a disposición del juez a cargo de la causa, Santiago Inchausti.

Más temprano, en la sede de la Agencia Regional Federal el jefe de la agencia Gustavo Acero  y el comisario inspector Ernesto Caponnetto dieron detalles del complejo operativo llevado a cabo el miércoles, especialmente por la gran cantidad de armas que tenía la organización en el establecimiento.

“Se tomaron muchas medidas de prevención, porque sabíamos que había mucha cantidad de armas y había personas civiles para rescatar”, señaló Acero, quien agregó que el hecho de que también hubiera pasajeros normales en el establecimiento también generó dificultades en el operativo.

“Hay elementos que no se pueden difundir porque la investigación sigue”, señaló Caponnetto, quien remarcó que una presunta víctima que logró escapar de la red y dar su testimonio a la justicia permitió avanzar con la causa. Se cree que captaban a personas de bajos recursos para explotarlos laboral y sexualmente.

Además de las armas, también se secuestró dinero en efectivo, tanto pesos, como dólares y dinero venezolano, debido a que los detenidos tenían relación con aquel país.