Mar del plata

20 de Agosto de 2018 20:03

El Emsur ampliará su cuerpo de inspectores, en busca de los grandes generadores de residuos

Compartir
Compartí esta nota
Compartir
Compartí esta nota

Son aquellos que producen más de 20 kilos diarios de residuos y deben contratar un servicio de recolección privado. En la actualidad hay registrados 169 comercios y empresas, aunque estiman que el número es mucho mayor.

Por día, al predio de disposición final de residuos llegan en promedio 1,2 toneladas de basura, lo que significa que cada habitante de Mar del Plata genera alrededor de 0,900 kilos diarios de residuos, según un informe de gestión presentado días atrás por el Ente Municipal de Servicios Urbanos de la municipalidad de General Pueyrredon. “Está dentro de los parámetros normales; no es mucho ni poco”, evaluó el presidente del ente, Eduardo Leitao, quien también recordó que durante el verano la cifra llega a duplicarse,

De esa cantidad de residuos, explicó el funcionario, “se recupera entre el 5 y 6%”, según un relevamiento en la Instalación de Recuperación de Materiales o Planta de Separación que desde 2012 opera la Cooperativa Cura. Según el mismo informe del Emsur, desde enero de 2016 a hoy, a la planta ingresaron 66.166 toneladas de residuos y se recuperaron 4.111 toneladas. Del total, el 33% del material recuperado es vidrio, 17% pet cristal, 5% pet de color, 28% papel; 2%, polipropileno de alta densidad; 2% metales y 13% es cartón.

Por otra parte, Leitao se refirió a los grandes generadores de residuos, aquellas industrias, comercios y demás establecimientos que generan más de 20 kilos diarios de basura y deben contar con un servicio de recolección privado. En la actualidad, el registro de Grandes Generadores de Residuos Sólidos Urbanos tiene apenas 169 inscriptos que en lo que va de la gestión del intendente Carlos Arroyo dejaron en las arcas municipales más de 12 millones de pesos. “Deben ser muchos más pero no tenemos una estimación hecha”, reconoció al ser consultado por 0223.

En ese sentido, dijo que tienen la intención de ampliar no sólo la base de datos, sino también el cuerpo de inspectores que se ocupe de detectar establecimientos en infracción, y que confían que con el desembarco del Ceamse la tarea se agilizará, sobre todo si se tiene en cuenta la “amplia experiencia” que tiene a partir del trabajo desarrollado en Capital Federal.

“Estamos adiestrando al personal para que haya más presencia en la calle y tengamos la recuperación como corresponde”, anticipó y destacó que, al mismo tiempo, buscarán optimizar los controles para que las empresas privadas que brinden ese servicio paguen a la comuna “los tributos correspondientes”.

Compartir
Compartí esta nota