RADIO
EN VIVO
imagen

Mar del plata

19 de Enero de 2019 18:38

A cuatro meses, el lugar donde se lanzaron las huertas comunitarias es un baldío abandonado

Pastos altos, vegetación silvestre y un potrero que mantienen los vecinos son la postal de aquella "gran huerta comunitaria" anunciada por el intendente.

El 2 de septiembre de 2018, el municipio puso en marcha el programa de Huertas Comunitarias en el barrio Las Heras. La iniciativa fue anunciada desde la comuna y, se había llegado a un acuerdo de mutua cooperación con el Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (Inta) para garantizar que el nuevo programa llegue a buen puerto. 

Cuatro meses después, 0223 realizó una recorrida por los terrenos ubicados en Púan y Rufino Inda, donde en teoría las huertas ya estarían dando sus primeras cosechas pero el resultado fue decepcionante.

No solo no hubo sembrado alguno, sino que los terrenos destinados a tal fin se encuentran en total estado de abandono. Pastos altos, vegetación silvestre y un potrero que mantienen los vecinos son la postal de aquella "gran huerta comunitaria" soñada por el intendente.

Así se veía la cancha de fútbol el día de su inauguración. Foto: Archivo 0223

La propuesta,  estaba a cargo de la secretaría de Desarrollo Productivo que debía organizar y ejecutar el programa. Además, según lo rubriucado por el intendente, intervendrían otras Secretarías como Seguridad, Emsur, Emvial, Asuntos de la Comunidad, Desarrollo Social, Transporte y Tránsito, Educación y la Asociación Evangélica de Iglesias.

“Este es el principio de una nueva Mar del Plata y un nuevo Batán. -decía por aquel entonces el intendente- Es la oportunidad de generar nuevos espacios en donde en lugar de yuyos crezcan plantas, hortalizas que permitan ayudar a los comedores escolares y a la gente que tiene necesidades"

Diferentes Secretarías trabajaron para la puesta en marcha del proyecto que hoy está abandonado.

Para llevar adelante las tareas, trabajaron en el lugar designado el Emsur con corte de pasto del predio y retiro de basura; el Emvial con equipos completos (compuestos de Moto y Pala) para alisar el terreno con caída natural y el Emder, con marcación de la canchita y la colocación y pintura de los arcos de fútbol.   

Pero, a cuatro meses del anuncio y su puesta en marcha, la postal es completamente distinta a la imaginada.