0223.com.ar
La tarifa eléctrica acumula desde fines de 2015 un aumento del 819%

La tarifa eléctrica acumula desde fines de 2015 un aumento del 819%

Por Redacción 0223

Según un informe, en Mar del Plata los usuarios más perjudicados son los que tienen un consumo intermedio.

Desde fines de 2015 a la fecha, las tarifas de energía eléctrica en Mar del Plata llevan acumulado en promedio un 819% de aumento, y los usuarios más perjudicados son los de consumo intermedio, según un informe elaborado por el Observatorio para el Desarrollo Local que coordina el sociólogo y diputado provincial Juan Manuel Cheppi, y cuyas cifras reflejan la preocupante situación que están atravesando en ese aspecto la mayoría de los hogares y establecimientos del país y la provincia, y puntualmente de Mar del Plata.

En ese sentido, Cheppi explicó que “un vecino de Mar del Plata que para fines de 2015 recibía una boleta de $40 de luz, hoy está pagando poco más de $300; el que pagaba $155 hoy está por arriba de los $1500; y el que pagaba poco más de mil pesos, hoy supera los 9 mil”. “¿Quién puede afrontar un contexto en el que los sueldos en blanco –y ni hablar del empleo no registrado- aumentan con suerte un 20 ó 30% anual, y los servicios básicos acumulan aumentos del 1000%?”, cuestionó.

“Hace tiempo que esta situación llegó a límites desesperantes y el Gobierno mira para otro lado. No estamos hablando de privilegios sino de servicios esenciales como gas, luz y agua. Mientras los vecinos reciben boletas impagables, en tres años de decisiones no atinaron a tomar una sola medida en favor de los usuarios y solo hubo a nivel provincial una baja de una carga impositiva obsoleta del 15%, con un resultado casi imperceptible frente a los aumentos desmedidos”, agregó.

En la misma línea, aseguró que “con la política de eliminación de subsidios que venimos arrastrando desde 2016 y el traspaso de la tarifa social de la nación a la provincia de Buenos Aires vigente desde este año, en este contexto de ajuste, devaluación y desregulación tarifaria de los servicios públicos, realmente el panorama se ve cada vez peor y no tienen un plan para alivianar el impacto”, y añadió: “Necesitamos un gobierno que planifique políticas públicas, que incentive y garantice inversiones para lograr la soberanía productiva y que regulen las subas desmesuradas en beneficio de las grandes empresas proveedoras de servicios públicos”.

Asimismo, explicó que desde la Cámara de Diputados de la Provincia vienen trabajando desde mediados del año pasado para lograr una tarifa diferenciada en favor de los usuarios electrointensivos, que son aquellos que por no poseer gas natural por cualquier motivo, ven intensificado su consumo de electricidad y deben pagar más, pero a la vez sufren una suba en la categoría, por lo que la tarifa que pagan por kilowatt consumido es más elevada que la de los demás.

“La situación es cada vez más complicada y es importante que sigamos trabajando para revertir la situación, sobre todo en los casos más extremos como es el de los usuarios electrointensivos, que ya se está tornando insostenible”, concluyó Cheppi. 

Comentarios de usuarios de 0223
Comentarios de usuarios de facebook

La tarifa eléctrica acumula desde fines de 2015 un aumento del 819%

Según un informe, en Mar del Plata los usuarios más perjudicados son los que tienen un consumo intermedio.

Desde fines de 2015 a la fecha, las tarifas de energía eléctrica en Mar del Plata llevan acumulado en promedio un 819% de aumento, y los usuarios más perjudicados son los de consumo intermedio, según un informe elaborado por el Observatorio para el Desarrollo Local que coordina el sociólogo y diputado provincial Juan Manuel Cheppi, y cuyas cifras reflejan la preocupante situación que están atravesando en ese aspecto la mayoría de los hogares y establecimientos del país y la provincia, y puntualmente de Mar del Plata.

En ese sentido, Cheppi explicó que “un vecino de Mar del Plata que para fines de 2015 recibía una boleta de $40 de luz, hoy está pagando poco más de $300; el que pagaba $155 hoy está por arriba de los $1500; y el que pagaba poco más de mil pesos, hoy supera los 9 mil”. “¿Quién puede afrontar un contexto en el que los sueldos en blanco –y ni hablar del empleo no registrado- aumentan con suerte un 20 ó 30% anual, y los servicios básicos acumulan aumentos del 1000%?”, cuestionó.

“Hace tiempo que esta situación llegó a límites desesperantes y el Gobierno mira para otro lado. No estamos hablando de privilegios sino de servicios esenciales como gas, luz y agua. Mientras los vecinos reciben boletas impagables, en tres años de decisiones no atinaron a tomar una sola medida en favor de los usuarios y solo hubo a nivel provincial una baja de una carga impositiva obsoleta del 15%, con un resultado casi imperceptible frente a los aumentos desmedidos”, agregó.

En la misma línea, aseguró que “con la política de eliminación de subsidios que venimos arrastrando desde 2016 y el traspaso de la tarifa social de la nación a la provincia de Buenos Aires vigente desde este año, en este contexto de ajuste, devaluación y desregulación tarifaria de los servicios públicos, realmente el panorama se ve cada vez peor y no tienen un plan para alivianar el impacto”, y añadió: “Necesitamos un gobierno que planifique políticas públicas, que incentive y garantice inversiones para lograr la soberanía productiva y que regulen las subas desmesuradas en beneficio de las grandes empresas proveedoras de servicios públicos”.

Asimismo, explicó que desde la Cámara de Diputados de la Provincia vienen trabajando desde mediados del año pasado para lograr una tarifa diferenciada en favor de los usuarios electrointensivos, que son aquellos que por no poseer gas natural por cualquier motivo, ven intensificado su consumo de electricidad y deben pagar más, pero a la vez sufren una suba en la categoría, por lo que la tarifa que pagan por kilowatt consumido es más elevada que la de los demás.

“La situación es cada vez más complicada y es importante que sigamos trabajando para revertir la situación, sobre todo en los casos más extremos como es el de los usuarios electrointensivos, que ya se está tornando insostenible”, concluyó Cheppi. 

Conectar
Crear cuenta
Redimensionar