RADIO
EN VIVO
imagen

Historias de acá

10 de Noviembre de 2019 18:00

La historia del inédito patrimonio musical que está olvidado por el Municipio hace 20 años

Fotos: 0223.com.ar

Desde hace dos décadas que la Fundación Papelnonos espera por hacer el traspaso de 66 mil partituras donadas la comuna. "No nos dan bolilla", lamentan desde la ONG.

Alfredo Le Pera seguramente diría, y casi con una fuerza inapelable si se sumara la voz de Carlos Gardel, que veinte años no es nada, pero está claro que la mirada benévola del tango "Volver" no se puede trasladar siempre a cualquier coyuntura. Para algunos, veinte años pesan y mucho. Y más aún, cuando se trata de veinte años de olvido, de indiferencia y de un Estado que solamente sabe ofrecer su rostro más pálido y ausente.

Desde la Fundación PapelNonos reconocen que se trata de una historia que "da vergüenza ajena tener que ponerla en blanco" pero no tienen más remedio que contarla para que no caiga en un recuerdo vago y perdido. Sus primeras líneas comienzan en 1992 y tienen como protagonista a la Biblioteca Pública de Música "Astor Piazzolla". El fallecimiento del prestigioso bandoneonista marplatense que tuvo lugar el 4 de julio de aquel año motivó a la organización, apenas unos meses después, a concebirla el 19 de octubre en forma de homenaje.

El espacio bibliotecario resultaba novedoso por sus escasos antecedentes en el país y la región. Y por eso, desde un principio, hubo una intención de fortalecer el desarrollo de la iniciativa cultural a través del respaldo y el apoyo que eventualmente se conseguiría desde el Municipio. Pero la respuesta que hicieron llegar las autoridades de la época estuvo muy lejos de lo que esperaba PapelNonos. "Le propuse la idea al director de Cultura de ese entonces y lo único que me dijo es que no le interesaba porque no estaba dentro de sus proyectos", rememora el psicológo y escritor Jorge Strada, titular de la fundación, en un mano a mano con 0223.

Sin embargo, no hubo un 'no' que pudiera frenar la inquietud del fundador de la ONG y fue así que persistió el ofrecimiento a las sucesivas gestiones municipales hasta que el Gobierno de Elio Aprile supo recibir la biblioteca con los brazos abiertos. En definitiva, la propuesta tampoco parecía muy difícil de aceptar: lo único que se planteaba era la donación íntegra de su valioso patrimonio. "Sólo habíamos pedido que por un tiempo pudiéramos capacitar a alguien que enviara la Municipalidad porque en la carrera de bibliotecología no se enseña cómo hay que registrar y archivar en una biblioteca de música. Ése método lo creamos nosotros acá", aclara al respecto Strada.

¿De qué trata el patrimonio de la biblioteca? Consiste en 66 mil partituras, entre las cuales se pueden encontrar 8 mil tangos pero también obras de todos los estilos y géneros musicales, además de contar con material bibliográfico y fonográfico. Y entre los tangos, hay un agregado de valor: la presencia del 80 por ciento de la obra de Piazzolla, donada por el prestigioso compositor José Bragato, quien imprimió su huella en la creación de los arreglos de "El Gran Astor". "Piazzolla escribió más de dos mil obras y Bragato tuvo la confianza de depositar la mayor cantidad acá. Inclusive tenemos obras inéditas, que ni siquiera tocó él mismo", revela el titular de PapelNonos.

Finalmente, en 1999, a través de la firma de un convenio autorizado por la Ordenanza 11.223, la organización pudo formalizar el demorado acto de donación a la Municipalidad de General Pueyrredon. Pero la historia no termina acá: es que la comunidad de adultos mayores que da cuerpo a la fundación todavía espera que las autoridades locales busquen el material donado para que alguna vez se pueda llevar a cabo, efectivamente, el proceso de traspaso patrimonial. En el acuerdo firmado, se había previsto que la ONG gestionara y atendiera la biblioteca por un lapso máximo de dos años pero, increíblemente, el desinterés estatal prorrogó esa situación hasta estos días.

A estos incumplimientos, se suma que PapelNonos también debe hacerse cargo, con fondos propios, de los gastos de mantenimiento de la casa donde se conservan las partituras y que funciona sobre la calle 25 de mayo al 3100. A la fecha, tampoco se ha regularizado el uso del inmueble a través de un contrato de comodato. "Nosotros solos estamos cuidando esta casa y custodiando una obra tan maravillosa pero que está en papel. Lo tratamos de cubrir de mil maneras. Lo que le pedimos a la Municipalidad es que digitalice todo este material para que no se pierda. No tenemos recurso económico ni humano para hacerlo", explica Strada.

La Biblioteca Pública de Música "Astor Piazzolla" se configura en Mar del Plata como un centro de consulta y servicio para todos los interesados en la temática de la música nacional y universal. Desde la ONG, además, remarcan su plena accesibilidad y que debe ser uno de los únicos espacios de estas características que no cobra mensualidad alguna. "Acá nadie paga ni cobra nada. Somos todos voluntarios y hacemos lo que podemos. Es increíble que ningún Secretario de Cultura se haya hecho cargo de esto, que en realidad es de ellos. Es una lástima. La verdad, no sé por qué no nos han dado bolilla", lamenta el referente de la fundación.

 

Comentarios de usuarios de 0223

Comentarios de usuarios de Facebook