RADIO
EN VIVO
imagen

Consumo

13 de Noviembre de 2019 08:14

Terminó el “plan de alivio” en las góndolas y se vienen aumentos de hasta el 12%

Las subas son en varios productos alimenticios y de perfumería y limpieza. “Toda esta batería de medidas con fines electoralistas llegaron a su fin”, manifestaron desde Apyme.

La última devaluación, lo aumentos de los combustibles y de la luz son algunas de las razones que generan suba en la lista de precios de los principales productos de consumo, como las harinas, lácteos, yerbas o gaseosas.

Según adelantó esta mañana el diario Clarín, compañías líderes como Molinos, Ledesma,  Mastellone, Procter & Gamble, Unilever, L'Oreal y Coca-Cola prevén subas en los próximos días.

“Toda esa batería de medidas de alivio, que fueron en clave electoral, llegaron a su fin”, expresó en diálogo con 0223, Gustavo Casciotti, titular de Apyme Mar del Plata.

Según Casciotti, los aumentos previstos para diciembre y enero “se dan en un contexto de incrementos en los combustibles, la luz, el gas, prepagas, colegios privados, telefonía celular”, que remarcó, “inexorablemente mermará el bolsillo del consumidor y por consecuencia perjudicará a las pymes porque la gente comprará menos”.

En ese punto, sostuvo que post elecciones, “hubo incrementos entre el 10 y el 15%” aunque razonó que parte de estas subas por parte de los compañías que son formadores de precios, “son de manera especulativa”.

“El nuevo gobierno ya anunció que entre sus primeras medidas será de aumentar las jubilaciones, los salarios y congelar los precios como parte de un acuerdo económico y social. Y ante esto, los empresarios ya tratan de cubrirse”, aseguró.

Por su parte Daniel Hernández, propietario del mayorista Hergo, explicó que “si bien no está informado aún de nuevas listas de precios, históricamente siempre hay aumentos en diciembre”.

“En lo que va del año, los productos en líneas generales subieron en promedio entre el 25 y 30%. Y siguiendo en proporción al dólar, los que contienen elementos importados. Sin duda que luego de cada devaluación, las subas fueron mayores. La quita del IVA provocó que los alimentos afectados no decayeran en el consumo de nuestros clientes. Sin embargo, se nota la recesión en cómo cuida la gente el gasto, principalmente en productos que no son de primera necesidad”, cerró el empresario.