Running

16 de Noviembre de 2019 14:28

Maratón de Mar del Plata: cuáles son los riesgos de una mala preparación

Compartir
Compartí esta nota
Compartir
Compartí esta nota
Imagen ilustrativa. Foto: Archivo 0223

El evento runner del año ya comenzó su cuenta regresiva y diferentes profesionales advierten sobre la importancia de tomar recaudos para proteger la salud de los corredores.  Contracturas, tendinitis, esguinces, desgarros son algunas de las lesiones más comunes post competencia.

A poco de realizarse la 30° edición de la Maratón Internacional de Mar del Plata, la anteúltima competencia del calendario runner local que congrega a cerca de 10 mil atletas, entre profesionales y amateurs que recorrerán 42 kilómetros del circuito costero que separan la largada de la línea de llegada, diferentes profesionales advierten sobre la importancia de tomar recaudos para proteger la salud de los corredores.

Dependiendo de la distancia seleccionada, los atletas transitarán desde las 7, 42,195 metros; 21,097.5 metros o, quienes se inician en el mundo runner pueden “probar” los 10.000 metros. El evento ya tiene su cuenta regresiva en marcha y, en los últimos meses se incrementó el número de personas que eligen correr por la costa para prepararse y llegar de la mejor manera posible a la mítica competencia. Pero, ¿toman las precauciones necesarias?

Adrián López es head coach coordinador del Running Team de NB Race Series y cuenta, consultado por 0223, que aunque no es el caso del Maratón de Mar del Plata, las competencias en general, se fueron adaptando a la demanda de un público que crece año a año. “Antes, los horarios de corte de carrera eran de cinco horas, después se pasó a seis y hoy encontrás maratones que cortan en ocho horas”

"Para correr, es fundamental tener una muy buena preparación, y esto a veces puede llevar de dos a tres años”, sostiene al tiempo que agrega que los 42K representan una distancia muy alta y es por eso que recomienda “ver cómo responde el cuerpo en distancias menores”.

En este sentido, el médico deportólogo Jorge Fernández sostiene que en su consultorio suelen llegar pacientes que comenzaron a correr “por su cuenta” y que no están bien informados sobre cómo manejar la actividad. “Empiezan a correr porque sí y de golpe se anotan en una carrera sin tener en cuenta los cuidados que hay que tener. Van, pagan, les dan una remera y corren porque nadie les pide un apto médico para anotarse”, dice el profesional

“Para correr tenes que prepararte y disfrutar del proceso, no obsesionarte, como veo muchas veces”, sostiene Fernández que cuenta que las lesiones post maratón más comunes son musculares: contracturas, tendinitis, esguinces, desgarros aunque también llegan pacientes con síntomas de deshidratación. 

"Si el tiempo y la progresión del entrenamiento no son los adecuados, se resienten las articulaciones y el aparato locomotor”, detalla el profesional y agrega que las articulaciones más comprometidas son las rodillas, caderas, tobillos y la columna lumbar.

Por otro lado, es necesario contemplar el aspecto cardíaco, ya que si la persona tiene predisposición genética o patología no controlada “se pueden dar consecuencias graves”. Pueden presentar arritmias, infartos o síncopes y en casos extremos, llegar a la muerte.

Consultado sobre cuáles son los tiempos estimados de recuperación luego de una competencia de alto rendimiento, el profesional  asegura que, si bien depende de cada organismo, una maratón, entendida como tal (de 42km) lleva mucho tiempo con esfuerzo sostenido y, genera micro lesiones en el organismo. 

En este sentido, Fernández asegura que hay tres tipos de recuperaciones: respiratoria, muscular y celular. “La recuperación respiratoria y la muscular pueden llevar entre 20 y 30 dìas de recuperaciòn y la celular te puede llevar hasta seis meses”, explica.

*****

José Robles es maratonista y entrenador de atletismo. La semana próxima representará a Argentina en el Ironman de Cozumel. Se dedica a manejar grupos de runners desde hace una década y trabaja con un equipo interdisciplinario. "Trabajamos con un kinesiólogo, un deportólogo y un nutricionista", cuenta el hombre que maneja grupos con edades que van desde los 18 a los 65 años.

"Lo que recomiendo siempre es empezar con distancias cortas. No mandarse de una a correr una maratón completa. Depende de los objetivos que tiene cada uno siempre, pero prepararse para una maratón de 42K lleva años", asegura Robles y agrega que el proceso para convertirse en runner se asimila al proceso de aprendizaje para camina en la primer infancia.

Consultado por cómo es la preparación para disputar el Ironmanm el próximo 24 de noviembre, Robles asegura que, si bien el entrenamiento físico es importante, debe estar acompañado por una buena alimentación y además "hay que darle la misma importancia a las horas de descanso". A modo de ejemplo cuenta que él corre dos maratones por año. "Nada más por el tiempo que lleva prepararse y recuperarse. El año pasado corrí la maratón de Mar del Plata para esta fecha y este año voy a hacer el Ironman",  dice.

 

Es por eso que todas las fuentes consultadas por este medio coinciden en que preparar la distancia de forma deficiente además de arrojar una “mala carrera o una mala experiencia” puede dejar lesiones crónicas como consecuencia. “Si el ejercicio es extenuante y está mal dosificado genera un estímulo exagerado en el músculo que puede llevarte al colapso general”, aseguran

"Ahora están muy de moda las carreras de montaña y ves muchísima gente que no puede terminarlas, corren 15 o 20K y caminan o terminan lesionada por falta de preparación", cuentan

Una maratón es sinónimo de perseverancia y compromiso con un objetivo. "Son años y años de preparación y hábitos saludables. Es un estilo de vida", aseguran. De ahí la importancia de comenzar a prepararse en forma progresiva y asesorados por un profesional.

Compartir
Compartí esta nota