RADIO
EN VIVO
imagen

Ecuador

29 de Noviembre de 2019 16:54

Misión de la ONU pide investigar el posible uso desproporcionado de la fuerza

La misión de expertos de la ONU que investigó sobre el terreno las protestas acaecidas en Ecuador del 3 al 13 de octubre recogió denuncias de detenciones arbitrarias por parte de la policía y de un posible uso desproporcionado de la fuerza, por lo que pidió la investigación de estos casos.

La Oficina de la ONU para los Derechos Humanos, que envió un equipo de expertos del 21 de octubre al 8 de noviembre, determinó que en las protestas hubo al menos 9 muertos, 1 507 heridos (de ellos 435 miembros de las fuerzas de seguridad) y 1 382 detenidos, "muchos de ellos arbitrariamente", según un comunicado del organismo publicado este viernes.

Los expertos de la ONU citaron informes procedentes de víctimas y testigos para dictaminar que los agentes del orden -policía y militares desplegados tras la declaración del estado de excepción- no se ajustaron a normas u criterios internacionales al recurrir a un "empleo innecesario y desproporcionado de la fuerza". "Víctimas y testigos denunciaron el uso reiterado por parte de las fuerzas de seguridad de gases lacrimógenos y perdigones disparados a corta distancia contra los manifestantes", lo que causó cientos de heridos y probablemente algunas de las muertes, concluyó la misión.

El informe resaltó como un "patrón inquietante" el gran número de detenciones presuntamente arbitrarias ordenadas durante toda la crisis, en varios casos de forma masiva y "sin pruebas concretas contra los detenidos", señalaron los resultados del informe. Entrevistados por la misión declararon que durante esos arrestos sufrieron tratos crueles, inhumanos o degradantes, y algunos denunciaron que no se observó el debido proceso, al ser incomunicados y trasladados a centros de detención no autorizados.

A la vista de las conclusiones de la misión, la alta comisionada de derechos humanos Michelle Bachelet señaló que los disturbios "tuvieron un alto costo humano" y resaltó que "las personas deberían poder expresar sus quejas sin temor a ser lesionadas o detenidas" mientras que los manifestantes "no han de recurrir a la violencia".

La misión de expertos en derechos humanos viajó a Ecuador por invitación del presidente Lenín Moreno, y según subrayó hoy en rueda de prensa la portavoz de la oficina de la ONU dirigida por Bachelet, Marta Hurtado, dio libre acceso a las personas e instalaciones que ellos solicitaron.

La misión realizó 373 entrevistas, entre ellas a 83 víctimas, y estuvo en tres centros de detención, realizando visitas sobre el terreno en las provincias de Chimborazo, Tungurahua, Cotopaxi y Guayas