Entrevista

15 de Diciembre de 2019 08:09

Rottemberg: "Mar del Plata es la plaza teatral estrella de este verano"

Compartir
Compartí esta nota
Compartir
Compartí esta nota

En una entrevista con 0223, el reconocido productor resaltó la cantidad y la calidad de las obras teatrales que habrá en la temporada, a la que catalogó como "Casino".

Si hay un apellido que se identifica fuertemente con cada verano en Mar del Plata es, sin dudas, el de Rottemberg. Con la llegada de este 2020, el reconocido productor teatral afrontará su temporada número 42 pero la experiencia de los años no parece cambiarle el humor: en la antesala del fulgor turístico que confía recibir "La Feliz", mantiene intactas las expectativas por lograr una performance exitosa con sus espectáculos.

La devaluación y los cimbronazos económicos que condicionaron el año electoral también despertaron incertidumbre en el teatro: muy lejos del contexto que marcó el rumbo de épocas pasadas, en este 2019 casi que hubo que esperar hasta último momento para conocer las figuras y títulos que completarían la cartelera marplatense que, hasta agosto, sólo tenía una obra confirmada para salir a escena.

A pocos días de la inauguración oficial de la temporada de verano, ya se plantea un escenario más auspicioso y Carlos Rottemberg no vacila al asegurar que Mar del Plata se pudo consolidar, otra vez, como la "plaza teatral estrella" de este período estival por la calidad y diversidad de propuestas que ofrecerá a turistas y marplatenses.

Entre otras obras que llegan de la mano del empresario, se destacan “Desnudos” con Brenda Gandini, Mercedes Scápola, Sabrina Rojas, Luciano Castro, Gonzalo Heredia y Luciano Cáceres; “El Equilibrista” con Mauricio Dayub; “Moldavsky 20/20” con Roberto Moldavsky; y "20 millones" con Carmen Barbieri, Federico Bal y Sebastián Almada, Sol Pérez, Marcelo de Bellis y Alberto Martín.

Mientras se ultiman los preparativos para el lanzamiento de la temporada que se vivirá con los grandes elencos del verano el 20 de diciembre en el Torreón del Monje, Rottemberg le concedió una entrevista a 0223 en la que reflexionó sobre sus expectativas por lo que vendrá:

-Hasta hace algunos meses parecía haber cierto temor por afrontar una temporada flaca, de pocos títulos, pero hoy la cartelera de Mar del Plata muestra un escenario totalmente distinto: grandes obras y grandes protagonistas ¿Cómo ves la oferta para este verano, en términos de cantidad y calidad?

-La temporada 2020 hasta agosto parecía tener el mismo destino teatral que la del verano 2016/2017, cuando incluso varias salas no pudieron abrirse en pleno verano por falta de nombres propios convocantes como para poder sostener la infraestructura de costos de la movida teatral. Esa, la peor temporada de la historia marplatense en cuanto a convocatoria -perforando el piso de los 200.000 boletos vendidos en total - contrastaba con la mejor que fue hace más de 30 años atrás: la de 1986/1987, con una venta de 760.000 entradas

Hasta agosto solo la compañía de la obra “Desnudos” tenía confirmación para este próximo verano. Solo una. Luego de ese mes tomó un impulso inusitado hasta completarse no solo las salas sino con una variedad de nombres propios que la colocan como la plaza teatral estrella de verano. La curva que dio la programación no es la habitual, cuando veníamos de otras épocas donde al terminar un verano ya tenía Mar del Plata dos o tres títulos cerrados para el verano siguiente.

-Y entonces, en definitiva, ¿Cómo ves la temporada en general? ¿Tenés expectativas altas o el cambio de Gobierno y la crisis económica te obliga a una posición de más cautela y moderación?

-Hace años se me hizo costumbre bautizar anticipadamente con un título a la temporada siguiente. Pero este año elegí “Temporada Casino” porque son muchos los que creen que van como ‘banca’ y no sabemos si no terminamos ‘punto’. Esto no es otra cosa que una respuesta risueña a la incertidumbre.

-Y en base a lo que fue la experiencia del año pasado por la devaluación y tus décadas de trayectoria, ¿Cómo entendés que puede afectar el dólar al consumo y el turismo interno? ¿El impacto va a ser positivo o negativo?

-Esta es mi temporada 42. Esa historia es la que me hace ser cuidadoso hasta la primera semana de enero para tener en claro la coordenada que termina dando la realidad para el total a fin de marzo. Los números teatrales se cruzan entre lo económico del país y el interés -o no- por algunos títulos. Por eso no me canso de decir que en el mundo en épocas de restricción económica siempre ha habido algún éxito y en tiempos holgados muchos fracasos.

La ecuación individual no siempre coincide con el bolsillo hogareño general. Por eso me gusta mirar la macro, no quedarme con el número de cada uno sino con el global de personas que eligen ir al teatro. Luego, cómo le va a casa uno ya corre con la mirada individual. Hace mucho que me interesa más la macro: que vaya gente al teatro en general.

En lo personal ya pasa a ser como una calesita que mientras va girando nunca se sabe quién se lleva la sortija. El tema es que la calesita gire. Eso es lo que aprendí de defender de la plaza teatral marplatense luego de haber constituido una empresa teatral local, con todos colaboradores de la ciudad. El único “extranjero” de nuestra empresa soy yo… (risas)

-¿Y la llegada de Alberto Fernández al Gobierno que sensaciones te genera? Desde un primer momento dio fuertes gestos de apoyo a distintos estamentos de la cultura ¿Te parecen alentadores esos primeros signos?

-El tema político es mucho más complejo como para sumarlo en esta charla casi excluyentemente teatral. Lo que tengo en claro es que no apoyé en 2015 al gobierno nacional de Mauricio Macri con mi voto y lo hice público. Tenía motivos para no hacerlo y lamentablemente no me defraudó en los hechos. Ahora vivimos la expectativa por lo que viene, aún sumándome a la incetidumbre ante el estado de las cosas.

De lo que sí tuve claro siempre es que nunca el disentir pudo separarme de la gente honesta. Piense como piense. El pensamiento honesto del otro no es menos calificado que el mío aunque no lo comparta. Muy distinto es aceptar el mensaje esponsoreado por cualquiera de las distintas formas de las tantas que existen para comprar opiniones. Para eso, como ciudadano independiente, nunca nadie pudo contar conmigo.

-Y en Mar del Plata, ¿Qué mirada tenés sobre Guillermo Montenegro? Hubo un rápido contacto con los productores para diagramar el lanzamiento de la temporada en diciembre ¿Cómo fue ese primer contacto?

-Tuvimos una muy buena reunión con el intendente Montenegro y nos presentó a Carlos Balmaceda, a cargo de Cultura, con quien ya nos conocíamos por algunos contactos profesionales de los últimos años. De hecho acordamos junto a la comunidad teatral realizar la presentación y bienvenida de la temporada artística el próximo viernes 20 en el Torreón, linda postal en la ciudad capital del turismo nacional.

Obviamente mi deseo personal es el de una gestión exitosa, siempre pensando en el mejor resultado que signifique para el ciudadano local, que es quien realmente “banca” a su ciudad todo el año.

-Como bien recordabas antes, esta va a ser tu temporada 42 en Mar del Plata ¿Qué es lo que te hace seguir apostando por Mar del Plata? ¿Llegaste a dudar alguna vez de tu elección por la ciudad para algún verano?

-Nunca cambié mi preferencia y defensa por Mar del Plata. Antes de elegirla para echar anclas profesionales por una convicción personal: el recuerdo del parque Primavesi cuando a mis tres años mis viejos me llevaban después de la Bristol para dar la vuelta en caballito, lo comparto con mi hijo que hoy tiene tres años haciendo la misma vuelta desde la esquina de Almafuerte. Y a esa memoria emotiva no hay mejor “bordereaux” que pueda empatarle.

Compartir
Compartí esta nota