Incendio en torres y liva

16 de Diciembre de 2019 13:12

Torres y Liva: crónica fotográfica de un desastre

Compartir
Compartí esta nota
Compartir
Compartí esta nota

A las 22.15 del domingo se desató el incendio en la distribuidora Torres y Liva, ubicada en Rivadavia entre 20 de Septiembre y 14 de Julio. Después de más de 15 horas, bomberos, trabajadores del municipio, policía y defensa civil continúan trabajando en el lugar, en medio de estructuras con peligro de derrumbe.

 

Las llamas destrozaron por completo la distribuidora mayorista fundada en 1951, pero además alcanzaron varios departamentos ubicados encima del inmueble. Los vecinos de la zona fueron evacuados rápidamente por los bomberos y durante la madrugada del lunes se vivieron escenas de desesperación de la gente que tuvo que abandonar su vivienda, sin poder sacar sus pertenencias.

 

Bomberos y personal municipal trabajaron durante toda la noche en el lugar, ante la posibilidad de que se derrumbe la estructura sobre la calle Rivadavia. Ahora, los habitantes de los edificios cercanos a la distribuidora podrán ingresar a sus casas acompañados por un bombero o un policía para retirar elementos personales.

 

Las primeras estimaciones de las autoridades indican que, al menos hasta el miércoles, no podrán regresar a sus hogares. El municipio estimó que entre 100 y 150 personas fueron evacuadas de sus viviendas y si bien se habilitó el Centro de Salud 1 para alojar evacuados, la mayoría optó por ir a casa de familiares y amigos. 

De frente y de atrás, así quedó Torres y Liva. 

Bomberos llevan más de 15 horas de trabajo.

 

La destrucción del inmueble fue total. 

El trabajo en el la distribuidora seguirá todo el lunes. 

Hasta el lunes por la mañana seguían sectores con fuego. 

El fuego alcanzó varios departamentos. 

Hubo derrumbes en la estructura del inmueble. 

El jefe de bomberos defendió el trabajo del cuerpo.

Los daños estructurales son muy importantes. 

Los damnificados esperan volver pronto a sus viviendas. 

Distintas propiedades de la zona quedaron dañadas por el fuego. 

Los propietarios de Torres y Liva buscarán reabrir el lugar. 

 

"Los bomberos arriesgaron su vida", destacó Goncalvez. 

"Dueño vende, excelente estado". 

Las pavas, completamente incineradas. 

Personal municipal trabajó toda la noche.

Bomberos enfrían la zona. 

Fotos: Romina Elvira. 

 

 

 

 

 

Compartir
Compartí esta nota