0223.com.ar
La historia del retrato de “Miguelito” que se volvió viral

La historia del retrato de “Miguelito” que se volvió viral

Por Redacción 0223

El retrato del canillita fue tomado a fines de noviembre, a pocos metros del lugar en el que fue atropellado.

La trágica muerte del canillita Miguel Peña (64) –más conocido como “Miguelito”-, ocurrida el sábado a la noche en Cerrito y Solís, generó un profundo dolor en la ciudad, sobre todo en el Puerto marplatense, en donde el entrañable personaje solía estar. Una vez conocida la lamentable noticia, cientos de personas publicaron en las redes sociales una imagen del hombre, alguna anécdota o un recuerdo.

Pero, entre todas las fotografías de “Miguelito” que circularon en las últimas horas, sobresale un retrato en blanco y negro que, paradójicamente, fue tomado a metros del lugar en el que diariero fue atropellado.

La imagen fue tomada a fines de noviembre del año pasado por Marcelo Bautista, un fotógrafo amateur que hacía tiempo para tomarse el colectivo y lo encontró de casualidad frente al asilo de ancianos de 12 de Octubre y Cerrito. Le pidió permiso para retratarlo sin saber quién era. Recién cuando compartió la imagen, alguien le advirtió de quien se trataba. La foto ya fue compartida por casi 10 mil usuarios de Facebook.  

“Soy estudiante de dibujo y ese día llegaba antes así que me puse a hacer tiempo para tomar el colectivo. Como tenía la cámara encima, me acerqué a sacarle una foto al hogar municipal de ancianos y fue ahí que se me acercó a preguntarme si le estaba sacando fotos a los pastos altos para mandarle a la municipalidad”, recordó este lunes en diálogo con 0223.

“Cuando lo ví me pareció que tenía una cara para retrato y le pregunté si podía fotografiarlo. Me dijo que se me iba a arruinar la cámara pero que sí, que podía. Entonces hice un solo disparo y le pregunté su nombre. Me dijo que se llamaba Gervasio y nos despedimos”, detalló al rememorar aquel día.

Al ver el resultado de la captura, Bautista se la mostró a su profesor de dibujo y ambos coincidieron en reproducir el retrato en tinta, a mano. “Estoy realmente sorprendido, no esperaba que la fotografía se compartiera tanto, que tuviera tanta repercusión”, admitió.

Comentarios de usuarios de 0223
Comentarios de usuarios de facebook

La historia del retrato de “Miguelito” que se volvió viral

El retrato del canillita fue tomado a fines de noviembre, a pocos metros del lugar en el que fue atropellado.

En cuestión de horas, la foto de Marcelo Bautista tuvo casi 10 mil compartidos en Facebook.

La trágica muerte del canillita Miguel Peña (64) –más conocido como “Miguelito”-, ocurrida el sábado a la noche en Cerrito y Solís, generó un profundo dolor en la ciudad, sobre todo en el Puerto marplatense, en donde el entrañable personaje solía estar. Una vez conocida la lamentable noticia, cientos de personas publicaron en las redes sociales una imagen del hombre, alguna anécdota o un recuerdo.

Pero, entre todas las fotografías de “Miguelito” que circularon en las últimas horas, sobresale un retrato en blanco y negro que, paradójicamente, fue tomado a metros del lugar en el que diariero fue atropellado.

La imagen fue tomada a fines de noviembre del año pasado por Marcelo Bautista, un fotógrafo amateur que hacía tiempo para tomarse el colectivo y lo encontró de casualidad frente al asilo de ancianos de 12 de Octubre y Cerrito. Le pidió permiso para retratarlo sin saber quién era. Recién cuando compartió la imagen, alguien le advirtió de quien se trataba. La foto ya fue compartida por casi 10 mil usuarios de Facebook.  

“Soy estudiante de dibujo y ese día llegaba antes así que me puse a hacer tiempo para tomar el colectivo. Como tenía la cámara encima, me acerqué a sacarle una foto al hogar municipal de ancianos y fue ahí que se me acercó a preguntarme si le estaba sacando fotos a los pastos altos para mandarle a la municipalidad”, recordó este lunes en diálogo con 0223.

“Cuando lo ví me pareció que tenía una cara para retrato y le pregunté si podía fotografiarlo. Me dijo que se me iba a arruinar la cámara pero que sí, que podía. Entonces hice un solo disparo y le pregunté su nombre. Me dijo que se llamaba Gervasio y nos despedimos”, detalló al rememorar aquel día.

Al ver el resultado de la captura, Bautista se la mostró a su profesor de dibujo y ambos coincidieron en reproducir el retrato en tinta, a mano. “Estoy realmente sorprendido, no esperaba que la fotografía se compartiera tanto, que tuviera tanta repercusión”, admitió.

Conectar
Crear cuenta
Redimensionar